Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Apuntes del Profesor de Luis Ángel Carrasco Garrido

Diez claves para mejorar la enseñanza universitaria

22 Junio 2010 , Escrito por LACG Etiquetado en #Educación

harvard.jpg

Ya son 42 los académicos de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) que han asistido al seminario "Enseñanza para el Aprendizaje efectivo", que dicta la Universidad de Harvard, diseñado especialmente para la UAI.

 

Este seminario es la culminación del Programa Integral de Capacitación de la UAI, que es coordinado por el Centro de Innovación y Aprendizaje, y que comprende un año de estudios para mejorar la enseñanza. Una experiencia que les permitió elaborar una propuesta con diez ideas para renovar la docencia universitaria.

 

Estilos de aprendizaje

 

Todas las personas aprenden distinto: unas son teóricas, otras más prácticas, algunas se sentirán más cómodas con las imágenes que con las palabras. Por eso, el profesor debe usar una gama diversa de metodologías y estrategias de evaluación, creando condiciones apropiadas a todos los estilos de aprendizaje.

 

Enseñar vía interacción

 

El aprendizaje es más efectivo cuando los contenidos se insertan en un contexto rico en cuestionamientos, reflexiones e ideas. Luego, se puede desarrollar la clase a través de preguntas y ejemplos controversiales y usando la discusión para introducir los contenidos relevantes.

 

Integrar disciplina y realidad

 

La motivación intelectual de los alumnos será mayor si se enfrentan a hechos y experiencias concretas. Por eso hay que buscar ejemplos y situaciones que reflejen cómo la teoría se vuelve tangible; esto es, cómo incide y se manifiesta en el mundo real.

 

Habilidades de razonamiento

 

El afán práctico limita la creatividad y transforma el aprendizaje en una suma de operaciones mecánicas. Es mejor generar espacios para que los alumnos interpreten, cuestionen, observen y piensen por sí mismos una determinada materia o la mejor forma de resolver un problema.

 

Pensamiento visible

 

Es bueno impulsar a los alumnos a hacer "visible" el proceso del pensamiento, ya sea usando algún tipo de representación que lo ilustre y respalde (mapas conceptuales, esquemas), o a través de una discusión que les permita reflexionar sobre su experiencia en la clase y entender cómo se desplegaron y conectaron sus ideas.

 

Monitorear el aprendizaje

 

Se acostumbra a evaluar el aprendizaje al finalizar una determinada etapa o unidad, lo que no permite enmendar el rumbo de la enseñanza. Luego, es útil hacer evaluaciones breves y sistemáticas que proporcionen evidencia inmediata del nivel de comprensión de los alumnos.

 

Planteamiento desafiante

 

Una buena clase empieza con una buena pregunta: provocativa, compleja, desafiante. Por cierto, la pregunta se debe situar en un contexto que permita a los alumnos entender su relevancia e impacto en la realidad.

 

Planificación y objetivos

 

"¿Qué serán capaces de hacer mis estudiantes al finalizar el semestre?" es la pregunta que debe regir la planificación. Una vez definidas las habilidades y acciones que deberá desarrollar, se pueden determinar las actividades y contenidos que facilitarán el logro de esos resultados y la evaluación más adecuada.

 

Ambiente de aprendizaje

 

La enseñanza es un ejercicio de comunicación, por lo que resulta esencial el vínculo que el profesor establece con su audiencia. Eso no significa ser más ameno, sino considerar a cada estudiante en su individualidad.

 

Pensar el propio quehacer

 

La forma en que se entiende y ejerce la enseñanza es un proceso dinámico que debe ser actualizado, discutido, pensado, para incorporar nuevos enfoques y conocimientos.

 

Pamela Elgueda

 

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post