Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog
Apuntes del Profesor de Luis Ángel Carrasco Garrido

rrd

Para frenar la regresión de las playas / Diques con geotextil para un menor Impacto en el ecosistema natural

31 Marzo 2021 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #Educación, #marejadas, #defensas fluviales, #geotextil, #geosintéticos, #gestión del riesgo, #RRD, #Planes de emergencia, #Prevención de Riesgos, #Reducción de Riesgos de Desastres, #Seguridad-Prevención-Emergencias, #cambio climático, #otra mirada, #riesgos

Control de Marejadas y Defensas Fluviales.
Una ventaja de este sistema es la versatilidad para retirarlo si fuera necesario, ya que genera el mínimo impacto en el fondo marino. Esta solución también ofrece importantes reducciones de costo y de huella de carbono.
La acción de las olas ha sido un problema permanente para las zonas costeras ya que pueden erosionar Las playas, o colocar arena donde no es necesario. Es por ello que se está empleando el uso de geosintéticos, ¿Qué son?

Luis Carrasco, académico de UTEM y especialista en gestión del riesgo, explica que los geosintéticos son materiales, principalmente fabricados con productos derivados del petróleo, originalmente usados en aplicaciones de ingeniería geotecnia, utilizados para mejorar. cambiar o mantener las características del suelo con el que interactúan los diques construidos con geotextil, un material sintético resistente que tiene menos impacto en el ecosistema natural,. tienen como objetivo frenar la regresión de las playas. Estamos hablando de telas. tubos, rejas. de cubos, contenedores. etc. Estos elementos de plástico pueden ser rellenados con otro material para conseguir el objetivo", explica el experto de UTEM.

Según señala Luis Carrasco, las funcionalidades que tienen los geosintéticos son múltiple: drenar, hacer un dique, desviar el agua, evitar que se mezclen aguas u otros productos, etc.

'Obra ventaja de este sistema es la versatilidad para retirarlo si es que fuera necesario, ya que genera el mínimo impacto en el fondo marino, lo que no se puede hacer con los espigones sumergidos de rocas u hormigón. Esta solución también ofrece importantes reducciones de costo y de huella de carbono", recalca.

En el caso de los sectores costeros, que se han visto afectados por las marejadas, el docente de UTEM afirma que los contenedores pueden ser colocados lejos de la playa donde la acción de las olas está causando daño. "Las unidades geosintéticas interrumpen el paso del agua y de las olas de gran amaño tamaño; La localización de las estructuras puede ser calculada por Los ingenieros, favoreciendo la recuperación de la playa".

Asimismo, utilizando geosintéticos para cambiar Los patrones de la olas, se reducen Los daños a Las propiedades, o la renovación de la costa y de las playas

¿Dónde se utilizan?

Los geosintéticos han sido aplicados durante décadas en Chile en diversas aplicaciones y funciones. "La contención de líquidos por medio de geomembranas ha sido una de las principales aplicaciones, en particular, en grandes proyectos mineros en Perú y Chile. Otros geosintéticos como qeonets, geotextiles y geogríds han complementado dichas aplicaciones en numerosos proyectos en funciones de protección de geomembranas. drenes. filtros y refuerzos. También han sido utilizados en obras civiles., obras viales, tranques de riego y generación eléctrica, comenta Carrasco.

Los geosintéticos, orientados a aplicaciones de mayor relevancia en contención de líquidos, en presas, embalses y depósitos de relaves, es normal verlos en la minería y en puertos de descarga, de tal forma que se sigue avanzando en nuevas utilizaciones, puntualiza el experto en riesgos.

 

Recuadro
- Los geosintéticos, orientados a aplicaciones de mayor relevancia en contención de líquidos, en presas, embalses y depósitos de relaves, es normal velos en la minería y en puertos de descarga, de tal forma que se sigue avanzando en nuevas utilizaciones.

- SEIS PRINCIPALES FUNCIONES DE LOS GEOSINTETICOS:

1. Separación Evita que los diferentes tipos de suelos se mezclen para mantener la integridad de cada material al tiempo que permite el libre paso de líquidos y gases.

2. Drenaje: Recoge y transmite, permite que los líquidos y los gases fluyan a través de la superficie del material. Facilita La escorrentía de las aguas superficiales.

3. Filtración: Esta función es a menudo asociada con la separación. Permite aislar un material de otro, Las aplicaciones más comunes son en los rellenos sanitarios, Lagunas u otros estanques cuando es necesario evitar la contaminación del área circundante.

4. Refuerzos: Proporciona una fuerza adicional a los suelos y agregados. Se utiliza para fortalecer fuertes pendientes y suelos débiles y variables.

5. Protección: Evita daños considerables ocasionados por materiales adyacentes Usualmente, se emplea corno barrera para evitar contaminación.

6. Diques o frenos: Evita que el oleaje o los líquidos o mezclas impacten a la velocidad o fuerza natural.
Este artículo fue publicado el 31 de marzo de 2021 en la Tercera Ediciones Especiales Control de Marejadas y Defensas Fluviales, pag 22, realizado por Romina Jaramillo di Lenardo, entrevista al Ing. Luis Carrasco Garrido Especialista en Gestión del Riesgo y Emergencias
Leer más

“La Casa también encierra riesgos para los niños”

7 Marzo 2021 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #Educación, #Prevención de Riesgos, #RRD, #Seguridad-Prevención-Emergencias, #administracion de riesgos, #gestiondelriesgo, #Riesgosenelhogar, #Hogar, #Riesgosniños, #riesgospiscinas, #riesgoscasa

 

Una norma básica y fundamental es desarrollar una tutela y supervisión estricta sobre los menores, evitar que jueguen solos, o que haya espacios de tiempo sin saber de su paradero o qué están realizando, incluso en juegos que parecieran inofensivos.

Por Luis CarrascoAcadémico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM

Así como pueden morir por inmersión en una cantidad de agua ridícula, también pueden electrocutarse, acceder a artefactos con energía, etc. 

Al ver la desgarradora noticia que se produjera en Nueva Zelanda en que un niño muriera, cuando un adulto encendió una lavadora donde  estaba escondido el menor; nos pone en alerta y nos ayuda entender que la “Casa también encierra riesgos para los niños, y no es “per se”  un lugar seguro”.

Estas y muchas otras situaciones nos recuerdan lo peligroso que puede ser una casa para un niño sin supervisión directa, incluso en muchas ocasiones para personas adultas que no consideran los peligros y riesgos que se encuentran en una casa.

La principal equivocación es establecer que el riesgo está fuera de los limites de la casa, si bien, esta definición es correcta, la realidad extramuros es peligrosa y la realidad intramuros tiene tantos riesgos como la exterior.

Hace algunos meses mi nieta, de dos años y medio jugando con sus lápices de color se enterró la punta de un lápiz al saltar y caer mal; eso le significó tres puntos para sellar la herida. Una actividad tan simple e inofensiva se transformó en una emergencia que tuvo un final feliz.

Las muertes por inmersión en pequeños tiestos, pequeñas piscinas (para que decir si son piscinas grandes), tarros, tambores, tinas, tinajas, son una verdadera trampa por cuanto niños pequeños en menos de 20 cm se han ahogado; un niño que queda atrapado, o cae de cabeza  o en posición inadecuada puede simplemente ahogarse o asfixiarse en pocos segundos. Muchas veces esto ha sido producto de dejarlo minutos sin supervisión, o simplemente un momento para abrir la puerta o ver la cocina.

Recuerdo el pasaje de la película de la “vida de Ray Charles” el famoso cantante afroamericano, muestra como su hermano pequeño cae de cabeza en una tinaja de lavado ante la presencia de todos, donde se ahoga y muere. Un niño aun cuando camine o hable sigue siendo un niño, y otros aun cuando no caminen y sean muy pequeños se mueven y son muy curiosos y viven situaciones de riesgo porque no entienden la dimensión del peligro.

Así como pueden morir por inmersión en una cantidad de agua ridícula, también pueden electrocutarse, acceder a artefactos con energía, su curiosidad los puede llevar a escenarios impensados; una lavadora, enchufes, cables con energía. Elementos, herramientas que funcionan a altas revoluciones como puede ser la hélice de la lavadora, un ventilador, una juguera, batidora, el cierre violento de un portón, una puerta, la puerta de un auto puede cortar, golpear, impactar o lesionar de forma grave a un niño.

El uso del fuego, llamas, superficies calientes también son situaciones muy cotidianas en una casa habitación; el acceso de un niño a ollas con comida caliente, a la cocina, a sus quemadores, a los hornos donde su puerta es fácil de abrir, donde es fácil subirse a la puerta del horno y volcar la cocina con sus ollas, si esta no estuviera empotrada. Los calentadores de agua que han aumentado las quemaduras de niños pequeños simplemente por que acceden con facilidad o jalan el cable eléctrico hasta que cae el agua hirviendo. La accesibilidad a las llamas o calor de la estufa, de la parrilla, de la plancha, de un foco de iluminación.  La accesibilidad a fósforos, chisperos. Todo esto puede provocar quemaduras graves e incendios hasta llegar a lo peor.

En los exteriores (ante jardines, patios, cocheras, etc) o interiores de la casa, estructuras de peso armarios, bibliotecas, repisas, etc.,  pueden aplastar a un niño, provocando lesiones por el impacto, la energía, o provocar asfixia por el aplastamiento; elementos con puntas o pinchos pueden causar heridas punzantes, penetrantes en órganos vitales, también latas, vidrios pueden producir cortes graves. Estos y otros casos vienen a incrementar una larga lista de elementos que pueden propiciar accidentes graves que al estar involucrado un niño puede tener un desenlace complejo.

Una norma básica y fundamental es desarrollar una tutela y supervisión estricta sobre los menores, evitar que jueguen solos, o que haya espacios de tiempo sin saber de su paradero o que están realizando, incluso en juegos que parecieran inofensivos.

La Casa como espacio también encierra riesgos para los niños, lo que indica que debemos estar siempre atentos y preocupados de las condiciones del escenario y las acciones que se desarrollan dentro de ella.

Nota: Este artículo ha sido publicado de forma total o parcial por El Dínamo Diario Electrónico el 06.03.21 https://www.eldinamo.cl/opinion/2021/03/06/la-casa-tambien-encierra-riesgos-para-los-ninos/

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Leer más

¡Los Hospitales también se queman!

18 Febrero 2021 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #COVID-19, #Educación, #Liderazgo, #Planes de emergencia, #Prevención de Riesgos, #RRD, #Seguridad-Prevención-Emergencias, #administracion de riesgos, #cambio climático, #gestiondelriesgo, #incendios, #opinión, #riesgos

La formación de profesionales de la emergencia responde al“Marco de Sendai en temas de Gestión del Riesgo”[i]. Para tal efecto se crean escenarios que ponen en juego múltiples variables de emergencia, con carácter de catástrofe, que después confluyen en una gran mega emergencia, Ejemplo: Un terremoto, con corte de servicios básicos (agua, luz, gas, comunicaciones, etc.),  a eso se agrega un incendio complejo. Este tipo de escenario pone a prueba a los actores en: conocimiento, competencias, aplicación, gestión, planificación, creación de soluciones, trabajo en equipo, y otras virtudes que debe poseer para el trabajo bajo presión y con múltiples variables catastróficas en escenarios de crisis.

Cuando hablamos de variables catastróficas, nos estamos refiriendo a acontecimientos que, en un contexto de vulnerabilidad, puede actuar como desencadenante de un evento mayor. (Instituto de Estudios sobre Desarrollo y Cooperación Internacional, 2020).Todo eso que alguna vez habíamos creado de forma ficticia, lo vimos en vivo y en directo,el sábado 30 de enero de 2021, en un escenario de emergencia sanitaria debido al Covid-19,donde se agregó el desarrollo de un incendio estructural de una complejidad sin precedentes. Se quemaba  el Hospital San Borja-Arriarán.

Que vimos, una puesta en escena perfecta, un ejercicio de alta complejidad, un amplio dispositivo de Policía, Ejército, Bomberos y Personal de Salud;se estableció un puesto de comando, donde se dirigieron las acciones para llegar a los pisos superiores del hospital donde se desarrollaba el incendio en un espacio de afección de 10.000 m², en el intertanto se evacuaban a los pacientes desde el interior hacia un estacionamiento o una zona segura a la intemperie fuera del hospital, con las medidas sanitarias adecuadas debido a la pandemia del corona-virus, para coordinar su posterior desplazamiento a otras clínicas y hospitales según la complejidad del paciente.

El cuadro era totalmente complejo: los pacientes con corona-virus fueron sacados del ventilador mecánico, desconectando las bombas de infusión y monitores, luego pasados a una camilla especial con monitor y ventilación portátil, para luego ser trasladados en ambulancias más complejas.

El evento fue transmitido en vivo para todo el mundo y cubierto por la prensa internacional, si bien teníamos un incendio complejo, esto coincidía con un momento de rebrote de la pandemia de COVID-19 en Chile, donde gran parte del sistema sanitario estaba trabajando a su máxima capacidad, y el Hospital San Borja era parte de este sistema.

Bomberos de Santiago determinó inicialmente que los Voluntarios junto a personal de salud del centro asistencial iniciarán la evacuación de los 350 pacientes del hospital; de forma transitoria, los evacuados fueron ubicados en unos toldos de las Compañías presentes en la emergencia y también en un hospital de campaña que hizo llegar la Municipalidad de Pudahuel, en cuyo despliegue colaboraban muchas personas pertenecientes a múltiples instituciones. En un colegio cercano personal de salud entregaba información de los pacientes y contención a los familiares.

En la evaluación final no contar con pérdida de vidas, no tener heridos, haber salvado los pacientes graves, haber coordinado a muchas instituciones de diferente naturaleza para lograr los objetivos propuestos, haber controlado un incendio complejo con mucha carga combustible, incendio que se presentaba con un avance violento, con problemas de accesibilidad y con posibilidad de propagación a otras estructuras hospitalarias. Se transforma en un ejercicio de estudio, de laboratorio necesario para la formación de los profesionales que trabajan o se enfrentan a emergencias.

En resumen,una emergencia que muestra un desarrollo favorable por los resultados, por la administración y la gestión en el  incidente, donde destaca el trabajo de bomberos, del personal de salud y todas las instituciones que participaron de este evento que pudo haber sido catastrófico.

Esta emergencia, hoy puede ser utilizada como ejemplo de:“cómo se debe articular una respuesta adecuada de control de una emergencia con múltiples variables catastróficas”,donde las variables, no confluyeron en una emergencia mayor, debido al manejo adecuado de la misma; que sin lugar a dudas, si no hubiese sido así, habría desarticulado o impactado fuertemente nuestra estructura sanitaria, de seguridad y de orden social.

Este es un buen ejemplo que debemos destacar y presentar como “un caso de estudio para la formación de nuestros nuevos ingenieros y todo aquel personal que trabaja en el tema de gestión del riesgo o debe enfrentar escenarios de crisis”.

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Nota: Este articulo ha sido publicado totalmente o parcialmente en:


[i]El Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 (Marco de Sendai) fue el primer acuerdo principal de la agenda de desarrollo posterior a 2015 y ofrece a los Estados miembros una serie de acciones concretas que se pueden tomar para proteger los beneficios del desarrollo contra el riesgo de desastres.

Leer más

Incendios Forestales, Cambio Climático y la indiferencia de la gente

2 Febrero 2021 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #Planes de emergencia, #Prevención de Riesgos, #RRD, #Reducción de Riesgos de Desastres, #Seguridad-Prevención-Emergencias, #cambio climático, #gestiondelriesgo, #incendios, #riesgos

Más casas, más deforestación significa exacerbar el momento que estamos viviendo, aumentan las posibilidades de que la vegetación se seque, aumenta el riesgo de incendio. Mayor cantidad de asentamientos habitacionales y una mayor cantidad proyectos inmobiliarios que no consideran la variable de riesgo de incendio, establece un escenario catastrófico.

La posibilidad de generar un incendio forestal en temporada baja o alta con resultados destructivos, indica que el cambio climático facilita el riesgo de incendios, y las posibilidades de que el fuego sea inmanejable son reales; hoy los incendios son más intensos y requieren de una respuesta más rápida, oportuna y una cantidad de recursos nunca antes visto.

Sabemos que nuestra realidad es “un rompe cabezas” donde confluyen muchos elementos: cambio climático, leyes que regulen el uso del combustible (basurales, pastos, especies arbóreas, etc.), ordenamiento territorial donde las variables de riesgo estén presente,  comportamiento humano (cambio de cultura frente al manejo de fuego, quema de basura, quemas controladas, manejo de actividades con fuego, temperatura o chispas, y otras.), comportamiento preventivo (la limpieza, el orden, las acciones que hacen posible el control del fuego ex ante). Esta adaptación requiere de un trabajo profundo y decidido, no podemos continuar con medidas cosméticas y con medidas reactivas que son visibles, pero son, ex post facto (después del hecho).

En Chile el 99,9 % de los incendios, son incendios provocados por el hombre, de tal manera que el origen del fuego va desde aquellas acciones normales o usuales de uso y manejo del fuego que históricamente se han realizado, y que hoy podrían provocar un gran incendio: fogatas, quemas de basura, soldaduras, usos de esmeril, y otras, que caen en el accionar descuidado, por no tomar todas las medidas preventivas para evitar el incendio, hasta llegar a aquellas que poseen una intencionalidad culposa por variadas razones.

En ese panorama cualquier manejo o uso del fuego es riesgo y tiene posibilidades concretas para iniciar un incendio con insospechados alcances.

El bosque por si solo es origen de ignición, es lugar propicio para el fuego; el gran aumento de combustible producto de episodios de lluvia, pone un escenario propicio para los incendios, la construcción de casas y otros edificios en espacios de interfaz donde se une el bosque con la ciudad hace factible cualquier combinación de desarrollo y propagación del fuego: “que comienza en las casas y termina en el bosque o comienza en el bosque y termina en las casas”.

Los incendios cerca de la llamada interfaz urbano-forestal, así como los desastres en bosques más alejados, el cambio climático ha sido el responsable de aumentar los riesgos de forma significativa.

Si a eso, agregamos la indiferencia que muestra la población, a temas tan críticos como son el cambio climático y los incendios forestales, y a pesar de ello, continúa con el uso y manejo del fuego indiscriminado, sin ninguna medida de prevención y seguridad.

El resultado puede ser totalmente catastrófico; la respuesta:- nunca pensé que sucedería o no lo quise hacer, o nunca me había sucedido antes- no son respuestas contundentes, ni responsables, para gente que se le ha advertido de muchas formas que no es momento de manipular el fuego, pudiendo evitarlo.

Este articulo ha sido publicado totalmente o parcialmente en: https://www.soychile.cl/Valparaiso/Sociedad/2021/01/24/690867/Especialista-en-emergencias-sobre-incendios-forestales-El-999-son-provocados-por-seres-humanos.aspx

La Estrella de Quillota 22.01.21

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Leer más

Una vacuna NO para el COVID-19…una para evitar lavarnos las manos, no usar mascarilla, e ir a comprar cuantas veces queramos

2 Febrero 2021 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #COVID-19, #Planes de emergencia, #Prevención de Riesgos, #RRD, #Reducción de Riesgos de Desastres, #Seguridad-Prevención-Emergencias, #administracion de riesgos, #coronavirus, #cambio climático, #gestiondelriesgo, #medidas coronavirus

Las últimas cifras de la encuesta entregadas por Cadem, un 57% de los chilenos cree que la principal causa del aumento de contagios por Covid-19 se debe a que la gente no respeta las medidas sanitarias impuestas por la autoridad como el distanciamiento social, el uso de mascarillas, la imposición de cuarentenas y los toques de queda[1].

¿Cómo medidas tan simples, son tan difíciles de cumplir? Es así como el COVID-19 se transforma en una pesadilla nunca vista. Tal vez porque nos hemos formado en una sociedad basada en el individualismo y la ausencia de cooperación; la única forma de enfrentar esta pandemia es con sentido de cooperación, con educación, con responsabilidad, con disciplina.

Por cierto, colócate una mascarilla adecuada, guarda una distancia física de dos metros, lávate las manos de forma sistemática o cada vez que toques una superficie.

¿Por qué hacer algo bien si lo puedes hacer mal? Suena ilógico, nos parece irracional, pero es así.

El coronavirus no nos sale a buscar, el COVID-19 se desarrolla en la medida que nosotros no respetamos el cuidado personal y el de nuestro entorno.

Un elemento tan simple como una mascarilla de papel, o de género; primero es mal utilizada cuanta gente con la nariz fuera de la mascarilla, otros con una mascarilla sin ajustar, otros con una mascarilla sobre utilizada que ya no cumple con su rol. Cuantas mascarillas simplemente botadas en la vía pública, “sin ningún peso de conciencia”. Aquellas mascaras de genero fabricadas sin ninguna especificación técnica básica, sin lavar; todo eso es observable y mucho más; es una realidad que estamos viviendo; y se me quedan atrás los que simplemente por cualquier motivo los sorprendemos fuera de casa sin mascarilla. ¿Por qué? ¿Que no se entiende?

Lavarse las manos, no es simplemente tirar agua esta es una tarea importante y acuciosa: ¿Se toca los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar? ¿Prepara o consume alimentos o bebidas con las manos sin lavar? ¿Toca una superficie o un objeto contaminado y no se lava las manos? Antes de tocarse los ojos, la nariz o la boca. Debe lavarse las manos.

¿Es tan difícil quedarse en casa? y solo tener salidas estrictamente necesarias. ¿Es difícil planificar nuestras necesidades de compra? Pareciera que es más fácil comprar en la medida que falte, como antes.

Todo parece indicar que el individualismo requiere de la vacuna no para superar una Pandemia, sino para evitar usar una mascarilla, evitar lavarnos las manos y seguir con una comodidad que no da cuenta de nuestro rol real en la comunidad y en el planeta de hoy.

 

[1] https://www.latercera.com/paula/noticia/por-que-nos-cuesta-tanto-respetar-las-reglas/745FZTVKH5EFJEO5ZGJSD76GDY/ mayo2020

Este articulo fue publicado en forma total o parcial durante el mes de enero de 2012 por: La Estrella de Iquique, Diario Chañarcillo, El Rancagüino, el Heraldo Austral, El Mercurio e Valparaíso, El Pingüino, Diario Austral de Valdivia.

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM

Experto en Gestión del Riesgo y Educaciónluis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Leer más

Prevención de Riesgos para Fiestas (en tiempos de pandemia).

4 Enero 2021 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #COVID-19, #Educación, #Prevención de Riesgos, #RRD, #Seguridad-Prevención-Emergencias, #coronavirus, #otra mirada, #fin de año, #riesgosdefindeaño, #gestiondelriesgo, #administracion de riesgos

                                                                                                      

La tendencia  en fiestas de navidad y año nuevo es comer en exceso, o mezclar alimentos incompatibles, a tal punto, de provocar problemas estomacales o gastrointestinales. De la misma forma, al consumir productos que han perdido su cadena frío y que muchas veces están en descomposición, y nos llevan a cuadros agudos de intoxicación; este tema pasa  a ser más complejo si debemos concurrir de urgencia a la asistencia pública considerando lo atestado de los servicios médicos y la condición de pandemia que afecta al país.

Si de comer se refiere, por ejemplo, conversar, beber, con trozos muy grandes de carne en la boca,  no masticar y tragar, es probable que nos encontremos con un episodio de atragantamiento repentino, lo que produce generalmente una  obstrucción accidental de las vías respiratorias, que puede llegar a provocar la asfixia del sujeto afectado, ante eso, para lo cual se requiere aplicar la maniobra de Heimlich, como solución práctica.

El consumo de licor, de bebidas alcohólicas en exceso, llevan a realizar acciones temerarias, poco precisas, torpes que pueden provocar  caídas del mismo nivel, a diferente nivel, manejo imperfecto del fuego, de cuchillos, martillos, serruchos, herramientas en general, cierre de puertas, caminar por la calle, etc.

Conducir luego de beber alcohol, hace que el conductor además de temerario, tenga reacciones lentas, lo que puede provocar choques, atropellos, una tragedia.

Dormir ebrio (en niveles severos, en estado Blackout) puede significar ahogarse con su propio vómito o tener cero reacciones, frente a un incendio, terremoto, o una emergencia donde se requiere de su participación.

Cortar la carne, no es un juego. Se requieren cuchillos adecuados, colocación de las manos en posición defensiva, para corte de riesgo, o simplemente el uso de un guante de seguridad fabricado de malla metálica. Para evitarnos eso, pídale a la carnicería o centro carnicero el corte que usted desea y no experimente una acción que puede tener consecuencias graves.

El hacer fuego en una parrilla es un arte, pero, ¡cuidado!, el uso de “acelerantes” para mejorar la llama, gasolina, aceite, querosene, cera, petróleo, puede provocar una explosión o una inflamación violenta; un flamazo, que puede quemar al parrillero, su entorno, la ropa, el cortinaje, incluso todo el combustible que rodee la parrilla (papel, carbón, bidón de acelerante). Así mismo el uso del secador de pelo o ventilador crea un lanza llama inesperado, por aumento del oxígeno en la combustión; el contacto del fuego con la ropa sintética de los observadores que muchas veces son niños, también puede ser un episodio inesperado.

El uso de parrillas de gas, sin verificar mangueras, abrazaderas, fugas,  o parrillas eléctricas que no tienen llama, al dejarlas conectadas propician quemaduras en inexpertos o curiosos.

Conexiones eléctricas artesanales, para alumbrar patios o extensiones, fuera de la construcción madre, conexiones con cables “vivos” (sin protección y con energía), que pueden provocar una electrocución; recalentamiento de línea, por un alto consumo, puede provocar un incendio, el uso de focos potentes de iluminación en contacto con guirnaldas y cortinajes también pueden producir incendios.

Recuerde el uso de fuegos de artificio por personas naturales está prohibido, la principal característica es que son ingobernables y generalmente queman a terceros y mayoritariamente niños.

El invitado en estas fiestas COVID -19

Las reuniones deben ser en espacios exteriores, los participantes deben llevar mascarillas y mantener la distancia física. En espacios interiores, limitar el tamaño del grupo y  con la mayor ventilación posible para reducir el riesgo de exposición. Marque su vaso y posición, con porciones de comida entregadas desde la cocina, que nadie saque ensaladas o raciones mezclando servicios, platos, etc.

Lavarse las manos constantemente, utilice elementos de limpieza para baños y superficies en uso, cada cierto intervalo de tiempo.

Utilice mascarillas y practique la distancia física con amigos y familia, esto ayuda significativamente para evitar contagiarse de coronavirus.

En estas fiestas no improvise, planifique sus fiestas de forma segura.

En estas fiestas no improvise, planifique sus fiestas de forma segura.

http://portal.nexnews.cl/showN?valor=fb6uu La Estrella de Iquique 24.12.20 “Prevención de riesgos para fiestas de fin de año en tiempos de pandemia” Luis Carrasco

http://portal.nexnews.cl/showN?valor=fbf7m La Prensa El Diario de la Región del Maule 25.12.20 “Prevención de riesgos para Fiestas de Navidad y Año Nuevo en tiempos de pandemia” Luis Carrasco

http://portal.nexnews.cl/showN?valor=fbh3i La Crónica de Chillan 26.12.20 “Año Nuevo en tiempos de pandemia” Luis Carrasco

http://portal.nexnews.cl/showN?valor=fbphy Diario Austral Región de los Ríos 28.12.20 “PREVENCIÓN PARA FIESTAS” Luis Carrasco

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación  luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Leer más

El trabajador enfrenta el Covid-19 a “mano limpia”

24 Julio 2020 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #COVID-19, #Planes de emergencia, #Prevención de Riesgos, #RRD, #Reducción de Riesgos de Desastres, #administracion de riesgos, #coronavirus, #medidas coronavirus, #otra mirada, #riesgos, #vuelta a la normalidad

En tiempos de emergencia sanitaria, la seguridad y la salud laboral debe tener la máxima prioridad porque el punto central es que el COVID - 19 afecta “la salud relativa del individuo”, lo  que puede derivar en la muerte. Debemos acostumbrarnos a la idea que el lugar de trabajo ya no será el mismo y que será en este escenario donde se libre una batalla decisiva contra la pandemia. Esto significa que: “cualesquiera que sean las acciones y recomendaciones alcanzadas hoy, pueden no ser válidas mañana”.  La pandemia global continúa expandiéndose y cada país y territorio está viviendo su propia experiencia en un momento diferente del proceso, lo que recomienda ver las experiencias mundiales como información referencial, para la toma de decisiones que se deberá realizar caso a caso, en escenarios locales similares.

Para facilitar esta transición paulatina a la vuelta a la normalidad, teniendo aun presente el  riesgo del COVID-19, cabe considerar la posibilidad de reanudar gradualmente las actividades, privilegiando el tele-trabajo y solo volver con trabajos que la presencialidad sea imprescindible. En ese escenario la exposición y el hacinamiento son los factores que se pueden regular o modificar con una planificación adecuada, lo que se traduce que a menor exposición y menor hacinamiento,  menor riesgo, otro elemento importante es “la higiene personal que depende del auto-cuidado”.

La higiene personal

El lavado de manos: la higiene de las manos es extremadamente importante en la prevención de la propagación del virus de la COVID-19. Para eso es imprescindible que los trabajadores tengan a su disposición instalaciones con lavatorios suficientes para lavarse las manos, con agua, jabón, toallas desechables, etc.

Lavarse adecuadamente las manos (20 segundos) y con frecuencia; especialmente al llegar al trabajo, después de ir al baño, después de sonarse la nariz, toser o estornudar y antes de almorzar.

Colocar carteles y señales que promuevan el correcto lavado de manos.

Allí donde no sea posible lavarse las manos con agua y jabón, se debe facilitar geles desinfectantes para manos a base de alcohol (con una concentración de un 60%-80% de alcohol).

Instruir a los trabajadores para que eviten el contacto con objetos o superficies que hayan sido utilizadas o tocadas por otras personas (por ejemplo, los tiradores de las puertas) y para que se laven las manos después del contacto con dichas superficies u objetos.

La higiene respiratoria cubrirse la boca y la nariz, con el codo flexionado o un pañuelo al toser o estornudar y desechar inmediatamente los pañuelos usados. Facilite pañuelos de papel y contenedores específicos para desecharlos (los contenedores cubiertos y de pedal son los más adecuados).

“Coloque carteles y letreros que recuerden a los trabajadores que deben evitar tocarse la nariz, los ojos o la boca”.

¿Cómo se propagan los microbios?

  1. Se toca los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar.
  2. Prepara o consume alimentos o bebidas con las manos sin lavar.
  3. Toca una superficie o un objeto contaminado.
  4. Se suena la nariz o se cubre la nariz y la boca con las manos cuando tose o estornuda y luego le toca las manos a otra persona o toca objetos de uso común.
  5. Después de estar en un lugar público y tocar un artículo o una superficie que otras personas podrían tocar frecuentemente, como las manijas de las puertas, las mesas, los surtidores de gasolina, los carritos para las compras, las pantallas o cajeros automáticos, computadores, etc.
  6. Antes de tocarse los ojos, la nariz o la boca lavarse las manos, así los microbios entran al cuerpo.

Las políticas de gestión de riesgos implementadas para abordar la pandemia de COVID-19, demuestran que pueden conducir a una transferencia de riesgo hacia aquellos que están más expuestos y vulnerables al corona virus, me refiero a personas que su trabajo necesariamente es presencial, donde el trabajador o empresa no respeta o es difícil establecer la distancia física, donde el trabajador o empresa no respeta las medidas mínimas de higiene como es LAVARSE LAS MANOS.

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl

Leer más

¿COVID-19, el regreso a la normalidad?

16 Julio 2020 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #Prevención de Riesgos, #RRD, #administracion de riesgos, #Seguridad-Prevención-Emergencias, #coronavirus, #COVID-19, #Educación

“Estamos trabajando en los protocolos”, eso se escucha, ¿no es tarde?.

El Protocolo es el término que se emplea para denominar al conjunto de normas, reglas y pautas que sirven para guiar una conducta o acción; algo que constituye un estándar en el ámbito de la gestión, el término protocolo es equivalente al de procedimiento. ¿Es eso lo que vamos a tener una forma de ejecutar un procedimiento? o  ¿simplemente pautas y reglas generales?

Si la vuelta a la normalidad se está planteando en lugares donde la estadística se muestra estática, entiéndase bien: números favorables; sin embargo, la pandemia en el país y en el mundo no está controlada; no hay vacuna conocida, no hay acuerdo en el tratamiento de la enfermedad, incluso vuelve a escucharse la posibilidad de contagio a través del aire en lugares cerrados o donde exista recirculación del aire.

Reglas que ya conocemos e incógnitas que aparecen.

Uso de mascarilla de la conocida N95, indica que el respirador filtra al menos el 95% de las partículas que se encuentran en el aire y que tiene un uso limitado frente al COVID – 19, estas máscaras, derivaron en: “colóquese lo que tenga, mascarilla de papel, de género, un pañuelo”, etc. ¿Quién financia esto? ¿Hay stock suficiente? o ¿volveremos a vivir el síndrome de chaleco amarillo?

Distancia física 1.5m o 1.8m, distancia física entre persona y persona, esto no hay que mencionarlo hay que implementarlo; ¿qué pasa con los trabajadores y estudiantes que se mueven? ¿Qué pasa cuando las instalaciones físicas no dan el metraje versus la cantidad de personas que hay que recibir? ¿Bastará sólo con la regla?

Lavado de manos cada dos horas. ¿Existen los lavaderos, suficientes las dotaciones de jabón, dispensadores de alcohol gel, para implementar este desfile de lavados?

Un sistema de limpieza adecuado. Cuando hablamos de un sistema de limpieza ad hoc, estamos hablando de verdaderas brigadas entrenadas, con trajes adecuados, que usaran elementos especiales como cloro (hipoclorito de sodio), amonio cuaternario, detergentes industriales, con maquinaria especial o industrial, bajo un control exhaustivo, que limpiará superficies como nunca se había hecho, cada cierta cantidad de horas.

Solo quisiera agregar cosas que son obvias, pero como obvias que son, se olvidan: el uso de baños, casinos, lugares para comer, lugares donde habrá contacto con superficies metálicas o plásticas, recintos sin ventilación o recirculación del aire, recintos y contactos con personas ajenas a la institución de origen. ¿Eso lo consideraran los protocolos?

¿Cómo se solucionara el uso de transporte sin distanciamiento físico y aglomeraciones en horas punta?

Detrás de estas decisiones apresuradas, hay un diagnóstico real, el virus COVID-19 no está controlado, los protocolos no pasan de ser recomendaciones que ya las tenemos, pero que requieren ser implementadas caso a caso, con un control exhaustivo, de lo contrario será un costo altísimo: volver atrás en las decisiones, y pagar el costo de más gente enferma, o de la muerte de personas.

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl

Leer más

“Un Regreso a Clases Seguro”, una decisión que debe ser planificada con anticipación

12 Julio 2020 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #COVID-19, #Planes de emergencia, #Prevención de Riesgos, #RRD, #cambio climático, #otra mirada, #coronavirus, #Educación, #vuelta a clases, #medidas coronavirus

Frente a un escenario cambiante e inseguro, la principal preocupación para todos debe ser la salud, la vida humana. Sin embargo, el deseo de normalidad, de terminar con la cuarentena, con las restricciones, nos hace olvidar que el COVID-19 es un virus altamente contagioso y que puede provocar la muerte. Al no tener una vacuna para combatir el virus, y al no tener un tratamiento que permita asegurar la vida, esto se traduce en un panorama incierto en los resultados y en el tiempo que estemos sometidos a esta enfermedad.

Tal como se proyecta el desarrollo de esta pandemia, supone que en lugares geográficos abiertos donde se ha perdido la trazabilidad, y el control de la expansión del virus, como es caso de la Región Metropolitana y otras ciudades de Chile, la vuelta a la normalidad será aún más difícil, aun cuando la curva de contaminación sea aplanada, porque bastará que uno o un porcentaje bajo de personas contaminadas con COVID-19, para que el número de personas enfermas aumente vertiginosamente aun existiendo la ansiada vacuna, que no llega.

De tal modo, que es del todo posible que cuando tengamos cifras felices (las que la autoridad establezca, como cifras adecuadas), el gobierno empuje a la normalidad, como ha sucedido en muchos países con atisbos de normalidad y deseos de mejorar índices económicos y encuestas desfavorables.

Pues, uno de los puntos de atención, cuando abracemos la ansiada normalidad, serán los colegios, y todas las instituciones de educación; desde la educación pre básica a la educación superior. Serán lugares necesarios no sólo por lo que entregan o forman, sino además porque son soporte para el ordenamiento de la familia, mientras los padres trabajan.

“El deseo hace hermoso lo feo”.

Como dice el refrán: “el deseo hace hermoso lo feo”. Las acciones que se han visto y se recomiendan muestran más deseo que resultado. La vuelta a clases puede ser mañana, el próximo semestre o el 2021, pero el trabajo de los posibles escenarios, “se debe realizar ahora”: ya sea en un  Escenario presencial, Semi presencial o a Distancia.

En todos estos posibles escenarios y en la articulación de ellos (incluyentes), todas formas que deberán estar en condiciones de ser aplicadas en la nueva realidad, considerando  normas estrictas de seguridad, presencialidad restringida y priorización curricular.

Las medidas y acciones para hacer frente al COVID-19 pueden parecer genéricas, pero son caso a caso, las medidas para la enseñanza pre básica, básica, media y enseñanza superior tienen similitudes pero tienen diferentes énfasis y la puesta a punto requiere de mucha gente preparada, bajo rigurosos estándares de control, con procedimientos y protocolos validados para cada realidad, “cada institución de educación será un caso especial”.

Los aspectos que debemos tratar de forma rápida y oportuna son múltiples: procedimientos, condiciones físicas de los establecimientos, sistemas de control, de aseguramiento de la calidad, sistemas de limpieza, docencia segura, capacitación, entrenamiento, etc.

 Las decisiones que ya se están tomando en relación con la apertura de las escuelas en algunos países (Alemania, China, Dinamarca, por ejemplo) muestran que es del todo impensable que en la reapertura se recuperen los horarios y las agrupaciones de estudiantes que existían anteriormente. Las restricciones relativas a la distancia física entre estudiantes se traducirán en el desdoblamiento de grupos e, inevitablemente, en la reducción del número de horas presenciales por grupo, lo que va de la mano con la priorización curricular.

Este mismo tratamiento caso a caso, de los establecimientos educacionales y comunidades educativas, supone un trabajo minucioso al detalle, de lo contrario el costo de una muerte de un niño, un joven, un funcionario o un docente, deberá adjuntarse a la factura de quienes estimaron, que era más importante volver clases, que la vida humana de los que debían asistir; o de aquellos que al momento de tomar medidas, traducen todo a: distancia física, mascarilla y alcohol gel. Las mismas instrucciones genéricas que hoy tenemos sin protocolos y controles estrictos que generan como resultado más gente contaminada y más muertos.

Para tener un regreso a clases seguro, se requerirá de la anticipación de un plan bien pensado y conocido por la comunidad, del trabajo serio de estamentos a cargo de la educación y  de las comunidades educativas, trabajo que debe ser apoyado con especialistas en gestión del riesgo de forma prolija;  porque no existe margen de error, de lo contrario viviremos un escenario de contradicciones y de vueltas atrás, con costos altísimos como sería perder una vida por querer la normalidad.

https://www.eldinamo.cl/…/regreso-a-clases-seguro-una-deci…/

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educaciónluis.carrasco@utem.cl

Leer más

“Cuando un tornado se acerca, toda persona que se encuentre en su camino debe refugiarse”

31 Mayo 2019 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #Educación, #Planes de emergencia, #Reducción de Riesgos de Desastres, #administracion de riesgos, #RRD, #cambio climático, #Seguridad-Prevención-Emergencias, #Prevención de Riesgos, #riesgos

“Un tornado es un fenómeno meteorológico que se manifiesta como una columna de aire que rota de forma violenta y potencialmente peligrosa.”

Siendo los fenómenos atmosféricos más intensos que se conocen, los tornados se presentan de diferentes tamaños y formas, pero generalmente tienen la forma de una nube embudo, cuyo extremo más angosto toca el suelo y suele estar rodeado por una nube de desechos y polvo.

Chile no es un país que construya casas, pensando que va ser azotado por tornados, de tal forma, que las edificaciones mejor preparadas para este fenómeno son las construcciones sólidas.

Para enfrentar un tornado, las personas que van enfrentar esta experiencia, deben estar ubicadas en la parte más baja de la casa o de la estructura, en lo posible esta debe ser ciega, entiéndase “sin ventanas”, con puertas sólidas, presionadas con colchones y muebles, también pude ser una habitación interior. Ej: un baño, una bodega, una habitación que al ampliar quedó ciega, pasillos ciegos o internos, un armario profundo (tipo nicho) etc.

En un edificio los subterráneos serían ideales para resguardarse, generalmente se utilizan como sectores de estacionamiento, o bodegas, salas de máquina, etc. Mientras más baja sea la ubicación, es mejor, también pueden ser zócalos, pero resguardando ventanas (presionándolas con colchones, colchonetas, etc.). El paso del Tornado es relativamente rápido a diferencia de los huracanes, pero es muy destructivo.

Que NO se debe hacer…  

Resguardarse en estructuras livianas o altas, no resguardarse en casetas, o casas de madera, o fabricadas en material liviano, no resguardarse en el automóvil, evite los auditorios, gimnasios y áreas con techos de gran ancho y altura, aléjese de sectores vidriados.

Si es sorprendido por el fenómeno en la calle, no trate de huir en el auto, busque una zanja, un lugar profundo, y acuéstese tapado cubierto, en sentido inverso al cielo.

Las mediciones de tornados son post destrucción, de tal forma, que no se quede a determinar el volumen o impacto del mismo.

Los tornados son destructivos, pero no permanecen en el tiempo, como para requerir provisiones, por lo tanto, lo fundamental es ubicar un lugar seguro para evitar ser llevado por el viento, o ser impactado por un objeto que viene volando en el embudo del tornado.

Ing Civil Luis Ángel Carrasco Garrido

Director de la Escuela de Prevención de Riesgos y Medio Ambiente UTEM

Leer más
1 2 > >>