Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Apuntes del Profesor Luis Carrasco-Garrido

1 2 3 4 5 > >>

educacion

Columna de opinión escrita por Luis Carrasco Garrido, director del Programa Gestión del Riesgo y Adaptación al Cambio Climático, académico del Departamento de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM.

La pandemia COVID-19 ha sido un escenario propicio para mejorar la gobernanza en tiempos de crisis a nivel nacional. Una vacunación exitosa como la que tiene Chile, es parte de esa gobernanza, pero la realidad ha demostrado que supone también otros elementos relevantes que hacen la diferencia y pueden averiar la vacunación exitosa. Un elemento macizo de cambio es considerar este desastre de tipo sanitario como un tema no exclusivo de salud, sino que de Gestión Integral del Riesgo.

Hay muchos ejemplos que demuestran que la buena gobernanza se desarrolla a partir de la colaboración y las alianzas entre mecanismos e instituciones, para reducir el riesgo de desastres lo que permite un desarrollo sostenible.

La gestión de riesgos es un tema integral, que requiere de acciones de conocimiento, capacitación y de respuesta para diferentes eventos, y dentro de esos eventos se incluyen todos los temas de reducción de desastres y los de cambio climático.

La gobernanza debe adoptar en este tema una mirada amplia y profunda de los riesgos y sus impactos, teniendo en cuenta su construcción social. En su justificación más básica y fundamental, equivale a la vida misma: la buena gobernanza del riesgo de desastres se puede medir en salvar vidas, en reducir el impacto a la población a causa del desastre y evitar pérdidas económicas.

El último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), titulado “Climate Change 2021“, señala que el cambio climático que sufrimos hoy no tiene precedentes en cientos de miles de años. Chile es mencionado 98 veces en el documento, 34 de ellas en directa relación a los fenómenos climáticos que el país enfrenta.

Chile es uno de los países más afectados por el cambio climático, es un país altamente vulnerable frente al fenómeno de cambio climático, ya que cuenta con áreas de borde costero de baja altura, áreas áridas, semiáridas y de bosques, susceptibilidad a desastres naturales, áreas propensas a sequía y desertificación, zonas urbanas con problemas de contaminación atmosférica y ecosistemas montañosos como las cordilleras de la Costa y de los Andes. Además, tenemos una fuerte dependencia de las principales actividades socioeconómicas del país al clima, principalmente de la disponibilidad hídrica para la agricultura, ganadería, minería.

El presidente Gabriel Boric, adicionalmente a todos los desafíos ya planteados para su período presidencial, tendrá otros no menores en prevención, reducción y control de los factores de riesgo de desastres, donde la adecuada preparación y respuesta ante situaciones críticas es fundamental.

Crear una cultura de riesgo propia de países que enfrentan múltiples emergencias como lo son terremotos, aluviones, tsunamis, incendios, inundaciones, pandemias, emergencias socio tecnológicas y otras de forma permanente, tal vez sea el sello recomendable para Boric, en un Chile acostumbrado a diferentes tipos de emergencias y desastres.

https://noticias.utem.cl/2022/03/10/el-desafio-de-gobernanza-de-gabriel-boric-en-gestion-de-riesgos-de-desastres/

https://gestiondelriesgoycambioclimatico.over-blog.com/ 

 

Ver comentarios

Estas fiestas patrias con cuidado especial y con cuidados COVID-19

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

En “fiestas Patrias” la gente generalmente come sin control o mezcla alimentos incompatibles con lo que se ocasiona problemas estomacales o gastrointestinales. Al consumir alimentos con perdida en su cadena frío, muchas veces en descomposición, nos lleva a cuadros agudos de intoxicación.
Conversar, beber y comer trozos muy grandes de carne o pan,  no masticar, tragar, puede ocasionar atragantamiento, una  obstrucción produciendo una gran desesperación, provocando asfixia, para lo cual se debe recurrir a una persona que domine la maniobra de Heimlich como solución práctica, incluso recurrir a una acción oportuna de traslado a la asistencia pública para una atención especializada.


El beber en exceso provoca en el consumidor acciones poco precisas y torpes, que llevan a caídas del mismo nivel, de  diferente nivel, manejo temerario del fuego, de cuchillos, martillos, serruchos, herramientas en general, cierre de puertas de forma violenta, caminar descuidadamente por la calle, etc. Conducir luego de beber alcohol, hace que el conductor además de arriesgado, tenga reacciones lentas, lo que puede provocar choques, atropellos, accidentes. Dormir ebrio (en niveles extremos, en estado incluso de inconsciencia) puede significar ahogarse con su propio vómito o tener cero reacciones frente a un incendio, terremoto, o una emergencia donde se requiere de su participación.
El informe recientemente elaborado por Conaset, indica adicionalmente que entre 2016 y 2020, 3.141 jóvenes participaron en siniestros de tránsito en estas fechas, de los cuales 34 fallecieron, lo que representa al 23,4% del total de víctimas fatales en dicho periodo. Además, 1.364 resultaron con lesiones de diversa consideración (35,6%), estableciendo que estas fiestas de 18 de septiembre y vacaciones producto del feriado son de riesgo y exigen un espacial cuidado también en los jóvenes.
Cortar la carne, no es juego. Se requieren cuchillos adecuados, colocación de las manos en posición defensiva, para corte de riesgo, o simplemente el uso de un guante de seguridad fabricado de malla metálica. Para evitarse ese problema es preferible pedirle al  carnicero el corte deseado.
El hacer fuego en una parrilla es un arte, pero el uso de “acelerantes” para mejorar la llama, como gasolina, aceite, querosene, cera, petróleo, pueden provocar un flamazo, que puede quemar al parrillero, su entorno, la ropa, el cortinaje, incluso todo el combustible que rodee la parrilla (papel, carbón, bidón de acelerante) y transformar la fiesta en un incendio. Así mismo el uso del secador de pelo o ventilador crea un lanza llama inesperado, por aumento del oxígeno en la combustión; el contacto del fuego con la ropa sintética de los observadores que muchas veces son niños, también puede ser un episodio de emergencia.
Conexiones eléctricas artesanales, para alumbrar patios o extensiones, fuera de la construcción oficial, conexiones con cables “vivos” (sin protección y con energía), pueden provocar una electrocución; recalentamiento de línea, por un alto consumo, puede provocar un incendio, el uso de focos potentes de iluminación en contacto con guirnaldas y cortinajes también pueden producir incendios.
El COVID-19 presente en estas fiestas nos exige redoblar cuidados con la distancia física, a los menos dos metros de distancia entre invitado e invitado si está sin mascarilla, con especial cuidado con la gente de tercera edad o que tengan preexistencias. Uso mascarillas si no está comiendo o bebiendo, prepare una mesa con distancia física, conserve su vaso, sus utensilios, no mezcle elementos, cada cual con su servicio, plato, vaso. Las ensaladas en el plato nadie sacando ensalada y carne con el servicio que ha llevado a su boca. Cada dos horas un lavado de manos, no lleve sus manos a la cara, cuidado con los estornudos, con los cantantes improvisados, o las conversaciones sin guardar las medidas de seguridad, limpie baños después de cada uso,  “recuerde a mayor exposición mayor riesgo de contagio”, privilegie espacios abiertos. Estas fiestas patrias con cuidado especial y con cuidados COVID-19 de seguro serán mejores.

Nota: fotos referenciales.

Este articulo ha sido publicado parcialmente o de forma total por https://opinion.cooperativa.cl/opinion/salud/fiestas-patrias-con-cuidado-especial-y-precaucion-del-covid-19/2021-09-10/102744.html
 

Ver comentarios

La única forma de vencer al covid-19 es que la tarea sea liderada por mujeres

Por Luis Carrasco Garrido

América Latina es una región expuesta al riesgo de desastres. Chile por su parte es un laboratorio de emergencias que hace que nuestro país esté siempre frente a una emergencia de carácter catastrófico. Las características geográficas unidas a un alto grado de vulnerabilidad y a los efectos adversos producidos por el actual cambio climático, sitúan a los países americanos en un alto riesgo de impacto por desastres.

En ese contexto de vulnerabilidad son las mujeres las que responden y enfrentan estos desafíos desde los ángulos más frágiles y difíciles. Las mujeres son las que lideran la acción de supervivencia y resiliencia de la familia ante riesgos de desastres y el cambio climático y son quienes mejor aquilatan esta experiencia. En una emergencia, mujeres y hombres no tienen las mismas vulnerabilidades, las mismas prioridades y tampoco las mismas capacidades de recuperación y por tanto una crisis no les llega, ni les impacta de la misma manera. La cultura, el sexo, la edad, la etnia, la clase social, la religión, la identidad sexual, y mucho más, condiciona el actuar y el escenario en donde se ubican las mujeres.

En esta pandemia que vive el mundo entero y que precisamente Chile vive de forma vertiginosa, donde las políticas públicas no son tan claras y las medidas a simple vista son cambiantes y contradictorias. El covid-19 puede ser vencido si somos capaces de establecer un sistema de medidas que conversen unas con otras y que nos ayuden a convivir o vivir con el riesgo.

Pensando que gran parte de la contaminación se está produciendo en el contacto estrecho, en hogares donde la construcción tiene precariedades y tiene una cantidad de metros que podría adjetivar como indignos. No se entiende como no se avanza en políticas agresivas que consideren fuertemente al hogar, donde se de paso a políticas lúcidas para avanzar con prácticas seguras y adecuadas para la gente. Por lo menos hasta hoy no se conocen o existen programas agresivos de enseñanza e información donde sean liderados por la mujer. Quien generalmente le da sentido al núcleo constituido por la familia, quien dirige y establece los alcances con gran valentía y destreza, quien tutela de gran forma a hijos, hermanos, padres y familiares. Un trabajo que sabemos de él, siempre presente pero nunca reconocido.

Las mujeres son las que por años son jefas de hogar independiente que pudieran estar desempeñándose en otro trabajo, su capacidad y fortaleza les ha permitido desempeñarse profesionalmente y llevar a cabo la dirección de la familia.

Existe un convencimiento que para tener logros frente al covid-19 se debe tener un cambio de conducta generalizado y no consiste solamente en tener vacunas, consiste en vivir con el riesgo de forma adecuada, en donde cada uno de nosotros y nosotras asuma su responsabilidad y desarrolle su vida de forma madura y responsable considerando las nuevas realidades, y no cabe duda que esa misión tan compleja desde las célula básica llamada familia le corresponde por sus características y posibilidad de liderar por inteligencia, sensibilidad y capacidades múltiples a la mujer.

Este artículo fue publicado de forma parcial o total por Biobiochile y El Mostrador diario digital https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/08/05/la-unica-forma-de-vencer-al-covid-19-es-que-la-tarea-sea-liderada-por-mujeres.shtml https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/08/07/la-unica-forma-de-vencer-al-covid-19-es-que-la-tarea-sea-liderada-por-mujeres/

Nota: Las fotos son referenciales.

Ver comentarios

“Inundaciones, olas de calor, el Cambio Climático ataca” Chile no está libre de lo que viene

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Más de 200 personas han muerto y cientos permanecen desaparecidas como consecuencia de las graves inundaciones en Alemania y Bélgica. No son pocos los alemanes que comparan la magnitud de la devastación actual con lo que sufrió el país en la Segunda Guerra Mundial. Tras las impactantes noticias, la canciller Ángela Merkel ha pedido emprender una batalla contra el cambio climático.

En temas de Gestión del Riesgo y Cambio Climático esto no es nuevo, emergencias catastróficas, para las cuales no obstante, el avance tecnológico y el conocimiento desarrollado, nos vuelven a impactar fuertemente con grandes pérdidas.

Los científicos, las universidades han condenado a los políticos por no proteger a sus ciudadanos de los fenómenos meteorológicos extremos, como son las inundaciones en el norte de Europa y las olas de calor en Estados Unidos. El cambio climático inducido por el hombre, las lluvias intensas y las olas de calor conformando cuadros de destrucción y muerte cada vez serán más usuales. La constante de pobreza-riesgo ya no es tan clara por cuanto hoy estamos hablando de Estados Unidos, de Alemania y de Bélgica países fuertes estructuralmente, con tecnología, con conocimiento, con marcos legales robustos y con finanzas para una gobernanza sana, sin embargo son países que se encuentran frente a emergencias complejas con grandes pérdidas, lo que demuestra que no están inmunes a los impactos del cambio climático y por consecuencia a los desastres.

Nuestro escenario climático es cada vez más extremo y destructivo y Chile no está exento de eso, poblaciones ubicadas en sectores de riesgo que por años han estado en tranquilidad, pueden ver interrumpido ese lapso de paz y aquellas poblaciones que nunca creyeron estar en riesgo en esta pasada puede ser diferente.

Ya existen voces cada vez más fuertes donde los científicos aseguran que los gobiernos deben comprometerse a reducir las emisiones de CO2 que propician los eventos catastróficos y llaman a prepararse para escenarios de clima extremo para los cuales no estamos acostumbrados ni preparados.

Lo que hemos visto en Alemania nos da un  aviso importante para nuestra cultura pasiva y reactiva ante los fenómenos y emergencias destructivas: “No sirve de nada que se emitan alarmas, si la población no sabe cómo comportarse en una situación de inundación y no se encuentra preparada para este tipo de catástrofes con reservas de alimentos, agua y otros productos de primera necesidad…. el desalojo de lugares tan cercanos a la cuenca de los ríos y situados en un valle …es muy difícil de desalojar en unas pocas horas...”

Diferentes niveles de organización, diferentes grados de autonomía y descentralización, sistemas de avisos muy diferente de un lugar a otro,  sirenas, avisos en radio, televisión o aplicaciones para el móvil... que por supuesto no funcionan cuando la cobertura de telefonía móvil se interrumpe como fue el caso de las lluvias torrenciales en Alemania.

¿Chile tiene un canal de televisión abierta  y de radio oficial para informar antes durante y después de la emergencia? ¿Los teléfonos celulares se han implementado para que capten señales  de radio abierta sin consumo de datos? ¿La gente está recibiendo instrucción y se está entrenando? ¿Somos capaces de evacuar una ciudad entera? ¿La familia tiene un plan de emergencia? ¿Tiene su reserva de alimentos?

Lo que hoy sucede en Alemania, Bélgica, Inglaterra, Estados Unidos son una muestra de lo que puede suceder en Chile para lo cual debemos estudiar y articular acciones que permitan reaccionar tempranamente y de forma adecuada para evitar pérdidas irreparables. ¡Todavía es tiempo!

Nota: Foto referencial de la BBC sobre inundación en Alemania

Este artículo ha sido publicado de forma parcial o total en el Diario Sustentable / "Hay Historias que merecen crecer" #SacandoLaVoz | Inundaciones, olas de calor, el Cambio Climático ataca: Chile no está libre de lo que vienehttps://www.diariosustentable.com/2021/07/inundaciones-olas-de-calor-el-cambio-climatico-ataca-chile-no-esta-libre-de-lo-que-viene/ Biobiochile diario digital https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/07/28/las-catastrofes-provocadas-por-el-cambio-climatico-atacan-y-chile-no-esta-libre-de-lo-que-viene.shtml

 

Ver comentarios

Los Héroes también pueden morir en un incendio

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

En un reciente incendio en el sur del país,  mientras el fuego avanzaba vertiginosamente por el inmueble, se escuchaban los gritos a viva voz preguntando si había  personas al interior.

Vecinos confirmaron la presencia de un adulto mayor, ante lo cual las personas rompieron los vidrios utilizando elementos que había en el lugar, para acto seguido, ingresar al inmueble envuelto en llamas, logrando encontrar al adulto mayor, siendo rescatado con vida y sacado al exterior en forma inmediata y entregado al Samu que en ese instante arribaba al lugar.

Sin lugar a dudas un acto loable, pero también de mucho riesgo; pues este tipo de acciones si bien son destacables requieren de conocimientos básicos de cómo se mueve el fuego y cuáles son sus particularidades.

Una de las principales características que hay que tener en cuenta en un incendio es que el fuego fuera de control se mueve y avanza de forma geométrica y violenta, eso significa que un incendio a llama viva en pocos minutos puede tener un avance insospechado con un aumento de la temperatura igualmente violento. Una persona no entrenada y sin elementos de protección adecuada prácticamente a los 60 o 65 grados Celsius podría estar irremediablemente muerta, simplemente porque recibirá quemaduras en todo su cuerpo, su ropa se quemara y entrará en llamas, y finalmente no podrá respirar aire caliente por cuanto esto desbaratara sus pulmones.

Las películas en general no aportan al entendimiento y conocer cómo se desarrolla el fuego. Cuando un incendio se lleva al cine los actores siempre triunfan, cruzan entre llamas que no son iguales a las de un incendio real. Lo más probable es que en un incendio su visibilidad sea cero, le lloren los ojos y no pare de toser, su sentido de orientación y forma de reconocer, no será por el sentido de la vista sino por el tacto.

Recordemos  que todas las personas  necesitamos  oxígeno para vivir, para pensar y para movernos y en un incendio,  es posible que el oxígeno baje a tal punto,  que sufra una asfixia y si en el ambiente hay monóxido de carbono usted pueda intoxicarse, lo que no le permitirá actuar con normalidad a tal punto que no podrá pensar ni moverse, quedará bloqueado.

Finalmente, no está de más decir que a rescatar se aprende y se ensaya, no es factor del azar, así que aun cuando sea un acto heroico producto de las circunstancias, esta decisión debe considerar la seguridad del rescatador, del rescatado y su entorno, de otra forma quien salva pasa a ser un “temerario”  que puede ser parte de un problema mayor, lo que indica que un héroe también puede morir en un incendio.

Nota: La foto utilizada es solo referencial  / Este artículo fue publicado de forma parcial o total en Diario papel y digital El Heraldo Austral https://www.eha.cl/noticia/opinion/opinion-los-heroes-tambien-pueden-morir-en-un-incendio-11545  biobiochile diario digital https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/07/26/los-heroes-tambien-pueden-morir-en-un-incendio.shtml

 

Ver comentarios

La Educación Superior con posibilidad de contraer el COVID-19

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

 

Frente a un panorama tan incierto como ha sido el de pandemia, surgen una serie de incógnitas y de proyecciones difusas e inciertas de cómo se presenta la Educación Superior para el futuro. De una infinidad de acreditaciones y certificaciones que se demandan hoy, que más que abrir una puerta al desarrollo, se ha trasformado en aumento de burocracia, y de restricciones para la creación, y la libertad en que se debe mover la educación, se ha transformado en marcar la ruta de lo que se cree debiera ser la Educación Superior y la Universidad.

¿La realidad que vivíamos el 2018 y 2019 será la misma para el 2021-2022 y del futuro? No lo sabemos, sin embargo, hemos tratado de desarrollar la Educación Superior en un escenario incierto de pandemia similar a la “Tercera Guerra Mundial”, como si fuera un escenario regular. UNESCO ha sido muy explícita indicando que algunas Instituciones de Educación superior no serán capaces de resolver el desafío, y lo que es más, no estarán a la altura.

En este escenario líquido a la educación se le mide con instrumentos y estándares de normalidad y de regularidad en  una realidad que no existe.

Todo esto indica que la Enseñanza Superior debe buscar una forma de adaptación, de supervivencia, tal que le permita enfrentar este escenario complejo y otros muy similares y permanentes que se producirán en el futuro. Por otro lado si ha habido concesiones que son del todo justas para enfrentar el 2020 y el 2021, la educación no puede vivir de concesiones permanentes, simplemente porque sus estudiantes serán profesionales con exigencias reales.

El modo a distancia, on-line o digital, llegó para quedarse pero requiere de una adaptación de planes, programas, en la forma y las metodologías que cada académico deberá aplicar, con plataformas, conexiones y tecnología “ad hoc”.

Los cursos, las asignaturas serán desarrolladas con metodologías digitales, acordes a los actuales desafíos, lo que indica una preparación de profesores y reconversión de otros; con estudiantes  comprometidos en el cambio de la digitalización, cambio que requiere de estudiantes conscientes  que ayuden a construir y a formarse en aulas virtuales, con compromisos éticos fuertes, en tiempos virtuales (diferentes a los presenciales), medidos desde los resultados.

El sistema digital actual no resiste cámaras apagadas, estudiantes ausentes o estudiantes en la oscuridad del anonimato como quien ve televisión. Esta nueva forma exige estudiantes  proactivos /as que desarrollen tareas, trabajos, investigaciones desde la NO Universidad física, (desde la nueva Universidad Virtual, la casa, el trabajo, etc.). Requiere de estudiantes con un nivel de abstracción que les permita resolver problemas y diseñar soluciones, donde los estudiantes  busquen con interés que el profesor los certifique en su competencia o conocimiento, haciendo un verdadero equipo de trabajo. Equipo que debe reunirse sin restricciones para ver el problema y discutirlo de diferentes perspectivas, teniendo claro cuál es el objetivo de educación de excelencia.

La presencialidad deberá estructurarse bajo estándares de estricta seguridad para plantearse desde aquella esfera de lo necesario, de lo irrenunciable; donde las actividades presenciales conversen con un sistema híbrido de compromiso igualmente fuerte cuando es a distancia. Buscando la inclusión de aquellos o aquellas estudiantes donde el esfuerzo será similar o superior a cuando el modelo era cara a cara.

Si no fuéramos capaces de eso de seguro la Educación Superior estará en la lista de aquellos que enfermaron por COVID-19 y que lamentablemente no fueron capaces de recuperarse, mientras vivían en un escenario de crisis.

Este artículo fue publicado de forma parcial o total en los siguientes medios:  El Heraldo Austral , El Rancagüino y El Pingüino

https://www.eha.cl/noticia/opinion/opinion-la-educacion-superior-con-posibilidad-de-contraer-el-covid-19-11478

https://www.elrancaguino.cl/2021/07/10/la-educacion-superior-con-posibilidad-de-contraer-el-covid-19/

https://elpinguino.com/noticia/2021/07/09/la-educacion-superior-con-posibilidad-de-contraer-el-covid-19

 

 

Ver comentarios

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Una joven murió por intoxicación por calefacción, la situación quedó al descubierto por cuanto se encontró a una mujer muerta y a su mamá intoxicada, ambas mujeres se calefaccionaban en el interior de su casa con un brasero en el segundo piso de la vivienda.

Toda combustión de llama genera monóxido de carbono, no existe combustión sana o inocua, la gente inhala monóxido de carbono y se intoxica. En el último tiempo, debido a las bajas temperaturas, se hace necesario la utilización de estufas y diversas formas de calefacción, sin tener el debido cuidado en el uso. Generalmente el riesgo es la mala combustión y acumulación de monóxido de carbono que es producido por una combustión incompleta de madera, el carbón a leña, el carbón mineral, el gasoil, el kerosene, la gasolina, el butano, el propano, el gas natural y otros.

Estamos hablando del monóxido de carbono, un gas sin olor, incoloro, insípido, no irritante y tóxico, difícil de detectar. No tiene propiedades indicadoras que permitan su reconocimiento, por eso es prácticamente imposible que una persona lo pueda reconocer, este gas además, es ligeramente más liviano que el aire. Es un gas producto de la combustión, que encontramos normalmente en el tubo de escape de un automóvil y en la combustión de la cocina, estufas, calefones, chimeneas, braseros, etc. También, lo puede producir una estufa a leña, a gas o a keroseno. Una medida preventiva básica es evitar la acumulación de monóxido de carbono, para tal efecto, es recomendable leer los prospectos técnicos que indican la cantidad de horas continuas de encendido de los aparatos a combustión, y lo fundamental es ventilar, no dormir con calefacción encendida, evitar “el encierro calefaccionado” con llama, con combustión en desarrollo.

Las características del monóxido de carbono tienen que ver con que es tóxico. Es 300 veces más compatible que el oxígeno respecto a la hemoglobina de la sangre del ser humano. La hemoglobina es un compuesto que cumple la función de llevar al oxígeno captado en los pulmones a los tejidos del organismo. Esta mayor afinidad le permite formar fácilmente en la sangre la carbo-hemoglobina, que capta el oxígeno del aire, pero no lo entrega en los tejidos, lo que produce una intoxicación general del organismo. En ausencia de instrumentos, sólo se puede detectar por los síntomas que produce en los seres vivos.

Asimismo, entre algunos de los síntomas de Intoxicación con CO Monóxido de Carbono en el ambiente, por ejemplo: 70 partes/millón, provoca respiración corta bajo ejercicio vigoroso, posible sensación de sienes tirantes. 120 partes/millón, respiración corta bajo ejercicio moderado, dolor de cabeza con palpitaciones. 220 partes/millón, evidente dolor de cabeza, irritabilidad, fatiga, mareos, perturbaciones en el juicio. 350-520 partes/millón, confusión, desmayo. 800-1200 partes/millón, inconsciencia, convulsiones intermitentes, fallas respiratorias, muerte por exposición prolongada. Y 1905, muerte.

Fuentes de CO Monóxido de Carbono en el Hogar: Calefones; Calentadores a gas (de cañería, natural, licuado o catalítico); Estufas a parafina; Chimeneas, Braseros, parrillas (carbón, leña), otros. Recuerde ventile los espacios cerrados, evite tener encendido aparatos y fuentes de calor a llama todo el día, no trabaje, ni realice su vida diaria junto a la calefacción respirando sus gases como si fuera aire limpio.

Artículo publicado de forma parcial o tal en el Mostrador 03.07.21 https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/07/03/los-riesgos-de-intoxicacion-por-calefaccion/

 

Ver comentarios

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Todas las medidas de prevención en contra del coronavirus que Chile ha implementado tienen “una entrada y una salida”. Frente al sistema paso a paso hay gente que puede salir a trabajar porque es imprescindible, así como otros pueden sacar permisos para ir a comprar, para ir a la feria, para ir a la farmacia, para ir a otra comuna, en fin; así como los hay quienes arriesgándose son capaces de salir sin permiso, como quien sale en automóvil sin licencia.

Los expertos han advertido que, para que las naciones sean realmente resilientes, sus sociedades deben eliminar la mentalidad de "COVID cero", que no es realista con el virus en alta circulación, y lo lógico sería intentar "vivir “o convivir con el virus.

Las iniciativas nacionales tan cambiantes, donde las medidas (cambio de fase)  parecieran ser tomadas a partir de estadísticas y variables no vinculantes con las muertes y con la población con virus, esto trae obviamente confusión. La realidad muestra a nuestros hospitales colapsados, sin ventiladores, donde la gente, las personas comunes y corrientes se han acostumbrado a tener 150 personas muertas y 4.000 contaminados por día. Por mucho que los habitantes de un país o una región estén vacunados, si el coronavirus sigue expandiéndose aumentan las probabilidades de que una mutación ponga en peligro la inmunidad o agrave la condición del país frente al Coronavirus.

Las siguientes olas de la pandemia en el mundo desarrollado probablemente no serán tan duras como las previas gracias a las vacunas, pero si la eficacia de las vacunas y su adaptabilidad a nuevas cepas más agresivas y más dinámicas no resultan, pondrán constantemente a prueba el sistema.

Tal vez, sería mejor atacar el virus desde el error, desde el problema, ¿por qué Chile teniendo un proceso tan amplio y tan rápido de vacunación no tiene buenos resultados? Tenemos varias respuestas estamos en invierno lo que facilita el contagio, tendencia a estar en lugares cerrados, poca ventilación, medidas poco claras para la gente, medidas absolutas de confinamiento que conviven con excepciones, entre otras cosas.

¿Por qué no enseñar a convivir con el COVID -19?, el coronavirus nunca estará en cero, y nos vacunaremos todos los años; primero: ¿Cuál es la mascarilla adecuada y certificada? Se estima que son solo algunas las mascarillas adecuadas y costarían cada una, unos $600 pesos; ya existen estudios que demuestran que hay mascarillas que no cumplen con su cometido, a eso hay que agregar que a veces están mal puestas, o se usan de mala forma, la falta de lavado de manos, y la falta de limpieza de los lugares de trabajo y las ventilaciones naturales adecuadas inexistentes, son factores que hacen una gran diferencia y rompen con el esfuerzo de vacunación.

Hoy ya tenemos un amplio grupo de individuos de muestra al cual se le puede consultar ¿Cómo se contagió?, ¿Qué fue lo que hizo o no hizo?, como base para establecer cómo actúan los chilenos y establecer una política de gestión del riesgo frente al coronavirus. Es el momento de focalizar y aprender del error, del problema, por cuanto debemos intentar vivir o convivir con el COVID-19.

Este articulo ha sido publicado de forma total o parcial en :

https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/06/26/intentemos-vivir-o-convivir-con-el-covid-19/

https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/06/24/intentemos-vivir-o-convivir-con-el-covid-19.shtml

https://www.elrancaguino.cl/2021/06/25/opinion-intentemos-vivir-o-convivir-con-el-covid-19/

https://www.mercuriocalama.cl/impresa/2021/06/26/papel/

Ver comentarios

La vacuna Sinovac, la más suministrada en Chile su poder de prevención en contagios es de aproximadamente un 54 por ciento en personas que ya completaron el proceso con sus dos dosis, valor similar al 50,4 por ciento reportado por el Instituto Butantan en el estudio de eficacia de esta vacuna realizado en Brasil, información que fue clave para su aprobación en Chile por el Instituto de Salud Pública (ISP).

Los estudios indican que una dosis proporciona una protección muy baja ante contagios, que solo llegaría a un 3 por ciento. Por lo tanto, la segunda dosis adquiere una  gran importancia, debiendo seguir cada persona con cuidados estrictos hasta transcurridos al menos dos semanas desde su aplicación. Los investigadores enfatizan que no se debe olvidar que el grado de protección de contagios es de un 56 por ciento, no de un 100 por ciento; lo que indicaría que es posible contagiarse y de contagiar a otra persona.

Ante esta situación surge la duda con respecto al escenario, si realmente las vulnerabilidades de segundo orden son aquellas que hacen la diferencia. ¿Una casa de 44 metros cuadrados para una familia de 5 personas hace una diferencia?, pareciera que sí, porque el espacio reducido,  en época de invierno, sin ventilar hace propicia la posibilidad de  contagio. Tener casas pequeñas sin espacios adecuados y suficientes, no es culpa del coronavirus, pero si facilita el contagio familiar.

Restringir el desplazamiento, confinar a las personas y por otro lado crear formas legales para que la gente salga justificadamente, pone acento en la evaluación o seguimiento de las personas. Una persona que cumple una función estratégica y otra que necesariamente debe salir a trabajar que se debe desplazar, indica que la medida de restricción está “rota” per se, es una norma muerta, convive la restricción de desplazamiento, con autorización para el desplazamiento necesario. Un artículo de la revista The Lancet, con modelos para el Reino Unido, confirma que si la estrategia se basa solo en la vacunación, la pandemia seguirá en expansión.

La vacunación masiva comenzó cuando había un nivel de contagio muy alto, consecuencia de las cada vez más laxas medidas de contención. Nunca se logró bajar completamente la primera ola y, producto de las vacaciones, los casos se multiplicaron. Y mientras Israel mantenía las medidas de confinamiento a la par de su exitosa vacunación, Chile hizo todo lo contrario. Chile ha ido desarrollando las medidas “Paso a Paso”, las que han ido cambiando en niveles, en complejidades, donde lo que estuvo exigido en una fase, pasó a la otra, lo que ha significado cambios permanentes en la forma de aplicar o entender el método, que si bien, dado lo vertiginoso de los cambios, necesariamente exige ir acompañado de campañas de mejor compresión del mensaje y de la política pública para la gente.

La situación actual en Chile es muy grave. Estamos alcanzando un récord de casos por día que es igual o superior al de los meses más difíciles de la pandemia en 2020 en términos de hospitalizados, también hemos alcanzado una cifra que es similar a la de los meses más complicados, con niveles de ocupación de camas críticas cercanas al 100%, lo que habla de una saturación del sistema y de una situación que es extremadamente compleja en término sanitario, por cuanto quien se contagia y presenta síntomas agudos no tiene lugar de atención adecuado.

Por lo tanto, hay que vacunarse y mantener un estricto cuidado, mascarilla y uso adecuado, distancia física, lavado de manos, procesos de ventilación (lugares abiertos), evitar salidas innecesarias y si debe salir, considere que vuelve infectado a su casa, para que tome las medidas adecuadas de limpieza y prevención para no contagiar a aquellos que no salen y respetan el confinamiento.

 

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Articulo publicado de forma parcial o total por bb.com y elmostardor cl https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/06/10/las-vacunas-contra-el-coronavirus-sirven-para-la-prevencion-de-los-contagios.shtml 

https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/06/13/vacunas-contra-el-coronavirus-sirven-para-la-prevencion-de-contagios/

Ver comentarios

El pasado lunes 3 de mayo de 2021 en la noche, se entregó la información de  27 personas muertas y alrededor de 80 personas heridas tras derrumbarse la viga de un puente del metro de Ciudad de México. Se trata de la mayor tragedia en la ciudad desde el terremoto de 2017. Una estructura de construcción entre 2008 y 2012, inaugurada este último año, a 8 años de su uso, colapsó. Es por eso que surgen muchas interrogantes sobre estas construcciones modernas.

Es cierto que todo megaproyecto, construido como nodo crítico, y de convergencia masiva para el transporte, en Chile tiene los más altos estándares de construcción, por todo lo que significa y por la gente que debe trasladar. Metro, según lo que se indica en diciembre de 2020, “transportaba alrededor de 1.100.000 pasajeros diariamente, lo cual está muy distante de los 2.800.000 que teníamos en promedio” antes de la llegada del coronavirus.

De tal forma, que el uso al máximo de sus capacidades en horas punta, sin ningún descanso supone necesariamente un programa de inspecciones preventivas de las estructuras, agregando una dificultad real, que además Chile, es el país más sísmico del mundo. No obstante eso, pondría el acento en que significa procedimientos preventivos de mantención: el principal objetivo del mantenimiento es evitar o mitigar las consecuencias de los fallos del equipo o materiales, logrando prevenir las incidencias antes de que estas ocurran. Respetar los estándares de uso es algo fundamental, cuando los trenes y las estructuras no tienen la mantención adecuada y se juega con los límites de resistencia para los cuales fueron hechos, estamos creando un escenario complejo y propicio para una emergencia.

El Metro de Chile previo a la pandemia, ha resistido un escenario de saturación de pasajeros peligroso, que nos pone sobre aviso sobre algunas situaciones críticas, que se transformaron en aceptables por la necesidad de transporte. El aumento de gente en andenes a extremos de superar las líneas de demarcación, escalas de acceso y evacuación saturadas sin posibilidad de movimientos y espacios libres; situaciones que de producirse una emergencia podría ocasionar gente lesionada y tal vez gente muerta. El escenario de descontrol que puede producir un incendio, como ya ha sucedido, o un atentado o acción maliciosa, un terremoto, o una simple estampida, agregan a la emergencia misma, condiciones de seguridad que no están dadas y que hemos aceptado como normales, aun cuando tenemos señales claras que no debe ser así. ¿Por qué? Porque no se están respetando los estándares máximos de capacidad, el número de personas, pesos, no es el adecuado; porque se están utilizando espacios de accesibilidad y evacuación en andenes y escaleras con pasajeros que se quieren transportar, porque el acceso a las estaciones no es efectivamente controlado.

El personal por estación es mínimo y dado el volumen de una tragedia cuando convergen factores como: un mal diseño, o una mala construcción, el no respeto a los límites de capacidad de personas o pesos, puede producir un gran desastre urbano. Simplemente porque no hicimos caso a las señales que nos mostraba la realidad. Así como el Metro de Chile es elogiado por muchas cosas, es probable  que “el Metro” no mida lo mismo en Seguridad.

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educaciónluis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Nota: este articulo ha sido recientemente publicado en EL MOSTRADOR y en COOPERATIVA.CL

https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2021/05/11/cuando-el-metro-no-mide-lo-mismo-en-seguridad/

https://opinion.cooperativa.cl/opinion/transportes/cuando-el-metro-no-mide-lo-mismo-en-seguridad/2021-05-10/163620.html

Ver comentarios

1 2 3 4 5 > >>
Top

Alojado por Overblog