Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Apuntes del Profesor Luis Carrasco-Garrido

riesgosenelhogar

Estas fiestas patrias con cuidado especial y con cuidados COVID-19

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

En “fiestas Patrias” la gente generalmente come sin control o mezcla alimentos incompatibles con lo que se ocasiona problemas estomacales o gastrointestinales. Al consumir alimentos con perdida en su cadena frío, muchas veces en descomposición, nos lleva a cuadros agudos de intoxicación.
Conversar, beber y comer trozos muy grandes de carne o pan,  no masticar, tragar, puede ocasionar atragantamiento, una  obstrucción produciendo una gran desesperación, provocando asfixia, para lo cual se debe recurrir a una persona que domine la maniobra de Heimlich como solución práctica, incluso recurrir a una acción oportuna de traslado a la asistencia pública para una atención especializada.


El beber en exceso provoca en el consumidor acciones poco precisas y torpes, que llevan a caídas del mismo nivel, de  diferente nivel, manejo temerario del fuego, de cuchillos, martillos, serruchos, herramientas en general, cierre de puertas de forma violenta, caminar descuidadamente por la calle, etc. Conducir luego de beber alcohol, hace que el conductor además de arriesgado, tenga reacciones lentas, lo que puede provocar choques, atropellos, accidentes. Dormir ebrio (en niveles extremos, en estado incluso de inconsciencia) puede significar ahogarse con su propio vómito o tener cero reacciones frente a un incendio, terremoto, o una emergencia donde se requiere de su participación.
El informe recientemente elaborado por Conaset, indica adicionalmente que entre 2016 y 2020, 3.141 jóvenes participaron en siniestros de tránsito en estas fechas, de los cuales 34 fallecieron, lo que representa al 23,4% del total de víctimas fatales en dicho periodo. Además, 1.364 resultaron con lesiones de diversa consideración (35,6%), estableciendo que estas fiestas de 18 de septiembre y vacaciones producto del feriado son de riesgo y exigen un espacial cuidado también en los jóvenes.
Cortar la carne, no es juego. Se requieren cuchillos adecuados, colocación de las manos en posición defensiva, para corte de riesgo, o simplemente el uso de un guante de seguridad fabricado de malla metálica. Para evitarse ese problema es preferible pedirle al  carnicero el corte deseado.
El hacer fuego en una parrilla es un arte, pero el uso de “acelerantes” para mejorar la llama, como gasolina, aceite, querosene, cera, petróleo, pueden provocar un flamazo, que puede quemar al parrillero, su entorno, la ropa, el cortinaje, incluso todo el combustible que rodee la parrilla (papel, carbón, bidón de acelerante) y transformar la fiesta en un incendio. Así mismo el uso del secador de pelo o ventilador crea un lanza llama inesperado, por aumento del oxígeno en la combustión; el contacto del fuego con la ropa sintética de los observadores que muchas veces son niños, también puede ser un episodio de emergencia.
Conexiones eléctricas artesanales, para alumbrar patios o extensiones, fuera de la construcción oficial, conexiones con cables “vivos” (sin protección y con energía), pueden provocar una electrocución; recalentamiento de línea, por un alto consumo, puede provocar un incendio, el uso de focos potentes de iluminación en contacto con guirnaldas y cortinajes también pueden producir incendios.
El COVID-19 presente en estas fiestas nos exige redoblar cuidados con la distancia física, a los menos dos metros de distancia entre invitado e invitado si está sin mascarilla, con especial cuidado con la gente de tercera edad o que tengan preexistencias. Uso mascarillas si no está comiendo o bebiendo, prepare una mesa con distancia física, conserve su vaso, sus utensilios, no mezcle elementos, cada cual con su servicio, plato, vaso. Las ensaladas en el plato nadie sacando ensalada y carne con el servicio que ha llevado a su boca. Cada dos horas un lavado de manos, no lleve sus manos a la cara, cuidado con los estornudos, con los cantantes improvisados, o las conversaciones sin guardar las medidas de seguridad, limpie baños después de cada uso,  “recuerde a mayor exposición mayor riesgo de contagio”, privilegie espacios abiertos. Estas fiestas patrias con cuidado especial y con cuidados COVID-19 de seguro serán mejores.

Nota: fotos referenciales.

Este articulo ha sido publicado parcialmente o de forma total por https://opinion.cooperativa.cl/opinion/salud/fiestas-patrias-con-cuidado-especial-y-precaucion-del-covid-19/2021-09-10/102744.html
 

Ver comentarios

La única forma de vencer al covid-19 es que la tarea sea liderada por mujeres

Por Luis Carrasco Garrido

América Latina es una región expuesta al riesgo de desastres. Chile por su parte es un laboratorio de emergencias que hace que nuestro país esté siempre frente a una emergencia de carácter catastrófico. Las características geográficas unidas a un alto grado de vulnerabilidad y a los efectos adversos producidos por el actual cambio climático, sitúan a los países americanos en un alto riesgo de impacto por desastres.

En ese contexto de vulnerabilidad son las mujeres las que responden y enfrentan estos desafíos desde los ángulos más frágiles y difíciles. Las mujeres son las que lideran la acción de supervivencia y resiliencia de la familia ante riesgos de desastres y el cambio climático y son quienes mejor aquilatan esta experiencia. En una emergencia, mujeres y hombres no tienen las mismas vulnerabilidades, las mismas prioridades y tampoco las mismas capacidades de recuperación y por tanto una crisis no les llega, ni les impacta de la misma manera. La cultura, el sexo, la edad, la etnia, la clase social, la religión, la identidad sexual, y mucho más, condiciona el actuar y el escenario en donde se ubican las mujeres.

En esta pandemia que vive el mundo entero y que precisamente Chile vive de forma vertiginosa, donde las políticas públicas no son tan claras y las medidas a simple vista son cambiantes y contradictorias. El covid-19 puede ser vencido si somos capaces de establecer un sistema de medidas que conversen unas con otras y que nos ayuden a convivir o vivir con el riesgo.

Pensando que gran parte de la contaminación se está produciendo en el contacto estrecho, en hogares donde la construcción tiene precariedades y tiene una cantidad de metros que podría adjetivar como indignos. No se entiende como no se avanza en políticas agresivas que consideren fuertemente al hogar, donde se de paso a políticas lúcidas para avanzar con prácticas seguras y adecuadas para la gente. Por lo menos hasta hoy no se conocen o existen programas agresivos de enseñanza e información donde sean liderados por la mujer. Quien generalmente le da sentido al núcleo constituido por la familia, quien dirige y establece los alcances con gran valentía y destreza, quien tutela de gran forma a hijos, hermanos, padres y familiares. Un trabajo que sabemos de él, siempre presente pero nunca reconocido.

Las mujeres son las que por años son jefas de hogar independiente que pudieran estar desempeñándose en otro trabajo, su capacidad y fortaleza les ha permitido desempeñarse profesionalmente y llevar a cabo la dirección de la familia.

Existe un convencimiento que para tener logros frente al covid-19 se debe tener un cambio de conducta generalizado y no consiste solamente en tener vacunas, consiste en vivir con el riesgo de forma adecuada, en donde cada uno de nosotros y nosotras asuma su responsabilidad y desarrolle su vida de forma madura y responsable considerando las nuevas realidades, y no cabe duda que esa misión tan compleja desde las célula básica llamada familia le corresponde por sus características y posibilidad de liderar por inteligencia, sensibilidad y capacidades múltiples a la mujer.

Este artículo fue publicado de forma parcial o total por Biobiochile y El Mostrador diario digital https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/08/05/la-unica-forma-de-vencer-al-covid-19-es-que-la-tarea-sea-liderada-por-mujeres.shtml https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/08/07/la-unica-forma-de-vencer-al-covid-19-es-que-la-tarea-sea-liderada-por-mujeres/

Nota: Las fotos son referenciales.

Ver comentarios

Los Héroes también pueden morir en un incendio

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

En un reciente incendio en el sur del país,  mientras el fuego avanzaba vertiginosamente por el inmueble, se escuchaban los gritos a viva voz preguntando si había  personas al interior.

Vecinos confirmaron la presencia de un adulto mayor, ante lo cual las personas rompieron los vidrios utilizando elementos que había en el lugar, para acto seguido, ingresar al inmueble envuelto en llamas, logrando encontrar al adulto mayor, siendo rescatado con vida y sacado al exterior en forma inmediata y entregado al Samu que en ese instante arribaba al lugar.

Sin lugar a dudas un acto loable, pero también de mucho riesgo; pues este tipo de acciones si bien son destacables requieren de conocimientos básicos de cómo se mueve el fuego y cuáles son sus particularidades.

Una de las principales características que hay que tener en cuenta en un incendio es que el fuego fuera de control se mueve y avanza de forma geométrica y violenta, eso significa que un incendio a llama viva en pocos minutos puede tener un avance insospechado con un aumento de la temperatura igualmente violento. Una persona no entrenada y sin elementos de protección adecuada prácticamente a los 60 o 65 grados Celsius podría estar irremediablemente muerta, simplemente porque recibirá quemaduras en todo su cuerpo, su ropa se quemara y entrará en llamas, y finalmente no podrá respirar aire caliente por cuanto esto desbaratara sus pulmones.

Las películas en general no aportan al entendimiento y conocer cómo se desarrolla el fuego. Cuando un incendio se lleva al cine los actores siempre triunfan, cruzan entre llamas que no son iguales a las de un incendio real. Lo más probable es que en un incendio su visibilidad sea cero, le lloren los ojos y no pare de toser, su sentido de orientación y forma de reconocer, no será por el sentido de la vista sino por el tacto.

Recordemos  que todas las personas  necesitamos  oxígeno para vivir, para pensar y para movernos y en un incendio,  es posible que el oxígeno baje a tal punto,  que sufra una asfixia y si en el ambiente hay monóxido de carbono usted pueda intoxicarse, lo que no le permitirá actuar con normalidad a tal punto que no podrá pensar ni moverse, quedará bloqueado.

Finalmente, no está de más decir que a rescatar se aprende y se ensaya, no es factor del azar, así que aun cuando sea un acto heroico producto de las circunstancias, esta decisión debe considerar la seguridad del rescatador, del rescatado y su entorno, de otra forma quien salva pasa a ser un “temerario”  que puede ser parte de un problema mayor, lo que indica que un héroe también puede morir en un incendio.

Nota: La foto utilizada es solo referencial  / Este artículo fue publicado de forma parcial o total en Diario papel y digital El Heraldo Austral https://www.eha.cl/noticia/opinion/opinion-los-heroes-tambien-pueden-morir-en-un-incendio-11545  biobiochile diario digital https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/07/26/los-heroes-tambien-pueden-morir-en-un-incendio.shtml

 

Ver comentarios

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Una joven murió por intoxicación por calefacción, la situación quedó al descubierto por cuanto se encontró a una mujer muerta y a su mamá intoxicada, ambas mujeres se calefaccionaban en el interior de su casa con un brasero en el segundo piso de la vivienda.

Toda combustión de llama genera monóxido de carbono, no existe combustión sana o inocua, la gente inhala monóxido de carbono y se intoxica. En el último tiempo, debido a las bajas temperaturas, se hace necesario la utilización de estufas y diversas formas de calefacción, sin tener el debido cuidado en el uso. Generalmente el riesgo es la mala combustión y acumulación de monóxido de carbono que es producido por una combustión incompleta de madera, el carbón a leña, el carbón mineral, el gasoil, el kerosene, la gasolina, el butano, el propano, el gas natural y otros.

Estamos hablando del monóxido de carbono, un gas sin olor, incoloro, insípido, no irritante y tóxico, difícil de detectar. No tiene propiedades indicadoras que permitan su reconocimiento, por eso es prácticamente imposible que una persona lo pueda reconocer, este gas además, es ligeramente más liviano que el aire. Es un gas producto de la combustión, que encontramos normalmente en el tubo de escape de un automóvil y en la combustión de la cocina, estufas, calefones, chimeneas, braseros, etc. También, lo puede producir una estufa a leña, a gas o a keroseno. Una medida preventiva básica es evitar la acumulación de monóxido de carbono, para tal efecto, es recomendable leer los prospectos técnicos que indican la cantidad de horas continuas de encendido de los aparatos a combustión, y lo fundamental es ventilar, no dormir con calefacción encendida, evitar “el encierro calefaccionado” con llama, con combustión en desarrollo.

Las características del monóxido de carbono tienen que ver con que es tóxico. Es 300 veces más compatible que el oxígeno respecto a la hemoglobina de la sangre del ser humano. La hemoglobina es un compuesto que cumple la función de llevar al oxígeno captado en los pulmones a los tejidos del organismo. Esta mayor afinidad le permite formar fácilmente en la sangre la carbo-hemoglobina, que capta el oxígeno del aire, pero no lo entrega en los tejidos, lo que produce una intoxicación general del organismo. En ausencia de instrumentos, sólo se puede detectar por los síntomas que produce en los seres vivos.

Asimismo, entre algunos de los síntomas de Intoxicación con CO Monóxido de Carbono en el ambiente, por ejemplo: 70 partes/millón, provoca respiración corta bajo ejercicio vigoroso, posible sensación de sienes tirantes. 120 partes/millón, respiración corta bajo ejercicio moderado, dolor de cabeza con palpitaciones. 220 partes/millón, evidente dolor de cabeza, irritabilidad, fatiga, mareos, perturbaciones en el juicio. 350-520 partes/millón, confusión, desmayo. 800-1200 partes/millón, inconsciencia, convulsiones intermitentes, fallas respiratorias, muerte por exposición prolongada. Y 1905, muerte.

Fuentes de CO Monóxido de Carbono en el Hogar: Calefones; Calentadores a gas (de cañería, natural, licuado o catalítico); Estufas a parafina; Chimeneas, Braseros, parrillas (carbón, leña), otros. Recuerde ventile los espacios cerrados, evite tener encendido aparatos y fuentes de calor a llama todo el día, no trabaje, ni realice su vida diaria junto a la calefacción respirando sus gases como si fuera aire limpio.

Artículo publicado de forma parcial o tal en el Mostrador 03.07.21 https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/07/03/los-riesgos-de-intoxicacion-por-calefaccion/

 

Ver comentarios

 

Una norma básica y fundamental es desarrollar una tutela y supervisión estricta sobre los menores, evitar que jueguen solos, o que haya espacios de tiempo sin saber de su paradero o qué están realizando, incluso en juegos que parecieran inofensivos.

Por Luis CarrascoAcadémico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM

Así como pueden morir por inmersión en una cantidad de agua ridícula, también pueden electrocutarse, acceder a artefactos con energía, etc. 

Al ver la desgarradora noticia que se produjera en Nueva Zelanda en que un niño muriera, cuando un adulto encendió una lavadora donde  estaba escondido el menor; nos pone en alerta y nos ayuda entender que la “Casa también encierra riesgos para los niños, y no es “per se”  un lugar seguro”.

Estas y muchas otras situaciones nos recuerdan lo peligroso que puede ser una casa para un niño sin supervisión directa, incluso en muchas ocasiones para personas adultas que no consideran los peligros y riesgos que se encuentran en una casa.

La principal equivocación es establecer que el riesgo está fuera de los limites de la casa, si bien, esta definición es correcta, la realidad extramuros es peligrosa y la realidad intramuros tiene tantos riesgos como la exterior.

Hace algunos meses mi nieta, de dos años y medio jugando con sus lápices de color se enterró la punta de un lápiz al saltar y caer mal; eso le significó tres puntos para sellar la herida. Una actividad tan simple e inofensiva se transformó en una emergencia que tuvo un final feliz.

Las muertes por inmersión en pequeños tiestos, pequeñas piscinas (para que decir si son piscinas grandes), tarros, tambores, tinas, tinajas, son una verdadera trampa por cuanto niños pequeños en menos de 20 cm se han ahogado; un niño que queda atrapado, o cae de cabeza  o en posición inadecuada puede simplemente ahogarse o asfixiarse en pocos segundos. Muchas veces esto ha sido producto de dejarlo minutos sin supervisión, o simplemente un momento para abrir la puerta o ver la cocina.

Recuerdo el pasaje de la película de la “vida de Ray Charles” el famoso cantante afroamericano, muestra como su hermano pequeño cae de cabeza en una tinaja de lavado ante la presencia de todos, donde se ahoga y muere. Un niño aun cuando camine o hable sigue siendo un niño, y otros aun cuando no caminen y sean muy pequeños se mueven y son muy curiosos y viven situaciones de riesgo porque no entienden la dimensión del peligro.

Así como pueden morir por inmersión en una cantidad de agua ridícula, también pueden electrocutarse, acceder a artefactos con energía, su curiosidad los puede llevar a escenarios impensados; una lavadora, enchufes, cables con energía. Elementos, herramientas que funcionan a altas revoluciones como puede ser la hélice de la lavadora, un ventilador, una juguera, batidora, el cierre violento de un portón, una puerta, la puerta de un auto puede cortar, golpear, impactar o lesionar de forma grave a un niño.

El uso del fuego, llamas, superficies calientes también son situaciones muy cotidianas en una casa habitación; el acceso de un niño a ollas con comida caliente, a la cocina, a sus quemadores, a los hornos donde su puerta es fácil de abrir, donde es fácil subirse a la puerta del horno y volcar la cocina con sus ollas, si esta no estuviera empotrada. Los calentadores de agua que han aumentado las quemaduras de niños pequeños simplemente por que acceden con facilidad o jalan el cable eléctrico hasta que cae el agua hirviendo. La accesibilidad a las llamas o calor de la estufa, de la parrilla, de la plancha, de un foco de iluminación.  La accesibilidad a fósforos, chisperos. Todo esto puede provocar quemaduras graves e incendios hasta llegar a lo peor.

En los exteriores (ante jardines, patios, cocheras, etc) o interiores de la casa, estructuras de peso armarios, bibliotecas, repisas, etc.,  pueden aplastar a un niño, provocando lesiones por el impacto, la energía, o provocar asfixia por el aplastamiento; elementos con puntas o pinchos pueden causar heridas punzantes, penetrantes en órganos vitales, también latas, vidrios pueden producir cortes graves. Estos y otros casos vienen a incrementar una larga lista de elementos que pueden propiciar accidentes graves que al estar involucrado un niño puede tener un desenlace complejo.

Una norma básica y fundamental es desarrollar una tutela y supervisión estricta sobre los menores, evitar que jueguen solos, o que haya espacios de tiempo sin saber de su paradero o que están realizando, incluso en juegos que parecieran inofensivos.

La Casa como espacio también encierra riesgos para los niños, lo que indica que debemos estar siempre atentos y preocupados de las condiciones del escenario y las acciones que se desarrollan dentro de ella.

Nota: Este artículo ha sido publicado de forma total o parcial por El Dínamo Diario Electrónico el 06.03.21 https://www.eldinamo.cl/opinion/2021/03/06/la-casa-tambien-encierra-riesgos-para-los-ninos/

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Ver comentarios

Top

Alojado por Overblog