Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Apuntes del Profesor Luis Carrasco-Garrido

<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 > >>

     Niños de tan sólo tres años de edad pueden seguir un plan de escape que han practicado con frecuencia.              

Sin embargo, muchas familias no tienen planes detallados de evacuación, y los que lo hacen por lo general no los practican

  •  La práctica de un plan de escape de incendios y de comportamiento seguro sobre una base regular puede significar la diferencia entre la vida y la muerte.
  • Dibuje un diagrama básico de la casa, marcando todas las ventanas y puertas, y planifique dos rutas de escape de cada habitación.
  • Considere varios casos de incendio al crear su plan y desarrollar acciones para un escape seguro. 
  • Plan para cada miembro de su familia, incluyendo a los bebés y niños pequeños que tal vez no puedan escapar por su cuenta.
  • Mantenga las salidas libres de escombros y juguetes.
  • Mantenga la puerta del dormitorio de su hijo cerrada. Si se produce un incendio en el corredor, una puerta cerrada puede dificultar el ingreso de humo provocando asfixia o intoxicación a un bebé o niño pequeño, dando a los bomberos tiempo adicional para el rescate.
  •  Enseñe a los niños a no esconderse de los bomberos. Los uniformes pueden dar miedo en escenarios de presión. Enseñe a los niños que los bomberos están allí para ayudar en una emergencia. Lleve a los niños a visitar a los Bomberos al Cuartel mas cercano, para que puedan ver a un bombero “de carne y hueso”.
  • Enseñe a sus niños a gatear por debajo del humo para reducir la inhalación de humo (a ras de piso).
  • Además, enseñe a sus hijos a tocar puertas cerradas para ver si están calientes antes de abrirlas. Si es así, utilice una ruta de escape alternativa.
  • Fije un lugar de reunión seguro fuera del hogar y enseñe a los niños a nunca volver a entrar.
  • La práctica de comportamientos seguros en incendios y saber qué hacer en una emergencia puede darle a su familia segundos adicionales para escapar.

 Fema. Traducción libre Ing. Luis Ángel Carrasco Garrido

 

Ver comentarios

codigo-etica.jpg

                                        Código de Ética 

del Ingeniero en Prevención de Riesgos y Medioambiente; Ingeniero en Prevención de Riesgos; Ingeniero en Prevención de Riesgos, Calidad y Ambiente, Ingeniero en Seguridad, Ingeniero con Post grado en Prevención de Riesgo

Traducción libre: Profesor Ingeniero Luis Ángel Carrasco Garrido 2

Principios Generales:

Defender y avanzar en la integridad, honor, y dignidad de la ingeniería como profesión:

• Usar sus conocimientos y habilidades para mejorar el bienestar humano.

• Ser honesto e imparcial, y servir con fidelidad a la gente, a sus empleados, y a sus clientes.

• Luchar por aumentar el nivel de competencia y el prestigio de ingeniería como profesión.

• Apoyar las áreas profesionales y técnicas de sus respectivas disciplinas.

Axiomas Irrenunciables:

• El ingeniero deberá tener en alta prioridad la prevención, la seguridad, la salud, el medioambiente y el bienestar de la gente cuando ejecute sus funciones de ingeniero.

• El ingeniero desarrollará trabajos y servicios solo en las áreas de sus competencias.

• El ingeniero dará opiniones y dictámenes de una manera objetiva y veraz.

• El ingeniero actuara, en asuntos profesionales para cada empleador o cliente, como un agente o encargado eficaz, y evitará conflicto de intereses.

• El ingeniero desarrollara su reputación profesional a través de los méritos de sus servicios, y no competirá de manera ventajosa o desleal con otros.

• El ingeniero se asociará solo con personas y organizaciones de buena reputación.

• El ingeniero continuará su desarrollo profesional a través de educación continua a lo largo de su profesión, y proveerá con oportunidades de desarrollo profesional a aquellos ingenieros bajo su supervisión.

• Este código de ética será entregado a cada estudiante y profesional del área titulado, y cada año se hará un acto oficial donde se comprometerán alumnos, ingenieros, profesores, agrupaciones, asociaciones, sindicatos, centros de alumnos que integren a este tipo de Profesionales o futuros profesionales a respetar y cumplir fielmente este còdigo.

1 Basado en el Código de ética establecido por la ABET / Accreditation Board for Engineering and Technology (ABET)

2 Luis Carrasco Garrido Profesor de Filosofía, Ingeniero en Prevención de Riesgos y M.A. Profesor de las Universidades: UTEM, U. Chile, UTECH

.IMG00200-20100313-1225

Ver comentarios

                 

Hacia 1982 la Segunda compañía de Bomberos Puente Alto Marcos Pérez Insunza pasaba por una de sus tantas B-2-300x200

crisis internas, sin liderazgos internos fuertes, con la ausencia de sus líderes fundadores y protectores. Mucha juventud que si bien adhería a los valores del Bomberismo, flaqueaba en la disciplina, el orden y la mística bien entendida, en resumen mucha fuerza, mucho juego, muchos deseos y no el rigor que requiere una profesión de ser Bombero Voluntario.

En ese escenario Don Hugo Millán Aravena* de 46 años era un hombre que, para nosotros, la gran mayoría jóvenes de 18 años, (algunos con menos edad, pues en esos tiempos se podía). Se presentaba, como un caballero mayor, que concurría a los llamados y tenía muy buena asistencia. Estamos hablando, de una época complicada económicamente  para  el país; con mucha cesantía, la que también estaba presente en las filas bomberiles. Esta situación,  se apaleaba con trabajos creados por el régimen de turno; entre 1974 y 1988 con programas de absorción laboral: el PEM Programa de Empleo Mínimo y el  POHJ Programa Ocupacional de Jefes de Hogar. Todos trabajos creados con un sueldo paupérrimo que iba desde cuatro a ocho mil pesos de la época.  Aquellos que trabajaban en empresas, entre paréntesis, con sueldos estables  que también eran “malos”. Hugo Millán hacía la mantención a las máquinas de tejidos Victoria, que fue una empresa que trató de resistir la depresión, pero finalmente, cedió a la competencia china. En ese tiempo, Hugo recibió el golpe de gracia, como muchos de los bomberos adultos,  con 15 o 20 años de vida laboral útil, estaban cesantes. Él se vio en la necesidad de trabajar en La Protectora de la Infancia, como hombre encargado de calderas y mantención, por un sueldo aún más bajo, por cuanto había que mantener a una familia y paralelamente instalarse con una botillería.

Millán o “el Chico Millán” como le decíamos,  era un hombre bajo en estatura, algo excedido de peso para su porte, pero de una agilidad extraordinaria. No era extraño verlo arriba de un techo, o tomando un pitón en primera línea en el incendio, valiente, de pocas palabras, de frases cortas, que al hablar generalmente repetía la última frase.

Hugo-Millan-Aravena

Estamos hablando de una época donde los vehículos particulares eran pocos y Hugo, con oído privilegiado para escuchar la sirena, sobre todo de noche,  avanzaba con su moto desde la Población Papelera. En ese tiempo, vivía cercano  a él un ex voluntario Antonio Rojo, quien lo calzaba y se iban juntos  al llamado.

Posterior a eso hizo un esfuerzo, como pocos en la Compañía y en el Cuerpo,  y se compró un receptor escáner que le permitía recibir las alarmas desde la Central de Radio, que empezó a funcionar regularmente desde el año 1980.  Por lo tanto, eso hizo que Millán llegara a los otros servicios que eran sin alarma pública y sus llegadas a los llamados de comandancia, rescates e incendios con sirena, serían aún más rápidos; en esa instancia, muchas veces tripulé su moto, como muchos de la compañía que esperaban la suerte de hallar un móvil que los transportara.; ahí supe de su destreza en su moto Honda 125 cc,  a tal punto de verlo pasar con agua a la rodilla por cequiones y yo con un “ojo abierto”.

En una situación difícil para el país y también para la Compañía, Hugo Millán cumplió una función de orden, de bomberismo, compañerismo y disciplina. Transmitiendo  su ejemplo: trabajo silencioso y dedicado que invitaba a hacer las cosas bien.

Como Capitán recibí del “Chico Millán” una ayuda fundamental, donde salir, trasladarse y llegar a un llamado era una proeza, Él  llegaba y aportaba.En su moto celeste, con una bocina intermitente, de casco inglés, con toalla al cuello, con casaca negra de cuero, “corría Hugo Millán raudo al llamado de la sirena”.

*Hugo Millán Aravena Voluntario Honorario Segunda Compañía y Miembro Honorario del Cuerpo de Bomberos Puente Alto (Octubre 1936-Febrero 2012), Premio por 50 años servicio.

Autor:  Luis Ángel Carrasco Garrido Director Honorario y Voluntario de la Segunda Compañía de Puente Alto  

 

 

 

Ver comentarios

El sábado 24 de septiembre nuevamente pusimos a prueba el sistema en Chile, a las 20.30 hrs sufrimos un apagón total, conocido también como “black out”,  que afectó desde la cuarta región por el norte hasta la octava región por el sur. Por lo tanto, el problema no fue menor, pero en ningún caso fue más que lo que sucedió para el mega terremoto, el 27 de febrero de 2010, cuando faltaban minutos para las 04.00 hrs A.M.

 

Foto 10

Que queda al descubierto que nuestro sistema interconectado eléctrico central no es el de los mejores, lo que fue virtud en algún momento, hoy no lo es. Más de alguno plantea volver a lo que era antes pequeñas plantas generadoras y distribuidoras por sectores, lo que obviamente divide el problema, no obstante, habrá que reconocer que este tipo de problema se soluciona teniendo diferentes formas alternativas para la generación, transporte  y distribución de la energía.

Sin embargo, habrá que señalar, que un evento como este puso a prueba todo aquello que creíamos superado. ¿Cómo funcionaron los grupos electrógenos de emergencia y respaldo? ¿Cómo en algunos lugares todavía no los compran? ¿Algunos no funcionaron? ¿Y los planes de emergencia funcionaron, estaban operativos, existían? ¿Cómo actuó la gente, y los encargados, y los jefes? ¿Y los militares, y sus comunicaciones? Bueno, no podemos dejar pasar este momento para hacer algunas evaluaciones objetivas y más finas. En mi primera mirada, hubo cosas que funcionaron bien, porque la gente tiene aún fresco lo que sucedió el 2010, o sea ya no fue tan difícil encontrar la radio, la linterna y las llaves. Pero creo que hay cosas que funcionaron igual o peor que el 27 de febrero, concordemos primero que lo sucedido el año 2010 fue superior en magnitud,  pero sobre esa base se anunció mejores comunicaciones, teléfonos satelitales, un sistema de lujo en mensajería, asociado a recomendaciones del nivel central, mejor capacitación, mejor cobertura telefónica, mejores expertos, mejor ONEMI, etc (“el pez muere por la boca”). Y lo que vimos fue algo deplorable, un Ministro que en los primeros minutos enviaba un twitter diciendo: lo que todos sabíamos, “un corte generalizado”, con el tiempo supimos que era muy mayor eran casi 10 millones de personas afectadas. Después de una hora y media se había confirmado era “Un Apagón”, en resumen recibimos muy poca información, el pequeño almacenero con sus congelados y helados no sabía qué hacer, otros desesperadamente trataban de saber a través del teléfono (que a veces respondía) o desplazándose en busca de  sus familiares, o las pequeñas empresas o pymes que no sabían si despachar o dejar los turnos, un sistema de transporte que se escondió, y un metro que cerró y una Onemi con una red de radios y contactos, sin partitura o procedimiento, que ya no tenía al Shoa, ni servicios de afuera que le dijeran que pasaba, “contaba y contaba postes”, y después contaba “ampolletas con luz”, que obviamente, no era lo importante para la gente.

No hubo ninguna acción o mensaje presto, de alto nivel para calmar a la gente común (para la señora Juanita), sólo hubo explicaciones técnicas para técnicos, no para usuarios que requieren tomar decisiones simples, y que de esto depende su trabajo, o su familia.

Nunca hemos tenido claro porque en este tipo de acontecimientos aparece un grupo de comandos del  gobierno a hablar, cuando sólo bastaría que el Director de la Onemi administrara esa vocería, en casos anteriores nos encontramos con el Presidente, Ministro del Interior, Subsecretario, Ministro de defensa, Ministro vocero, Ministros sectoriales. Esta vez había un solitario Ministro de Energía, un Subsecretario del interior y un Director de Onemi ¿qué pasaba? ¿Estaban en el recital Ricky Martin? Nunca se supo, y entendamos que tenemos tan mal acostumbrada a nuestra gente, que sólo quiere escuchar al Presidente de La República, y eso que hubiera poca gente y desconocida, a la gente la puso intranquila. Esta vez el Ministro Álvarez, de Energía que para gente común no lo había visto ni en pelea de perros, salía hablando en chino, y además con una falta de tino por cuanto decía: “este es el último comunicado” cuando deben entregarse los necesarios para volver a la normalidad, también dijo: “que en el futuro próximo ya no sería problema porque se estaban licitando los respaldos”, información que sólo dejaba al descubierto todo el tiempo que había pasado y todavía no se hacía nada.  ¿Y las comunicaciones, que pasó? ¿Y el transporte, que pasó? ¿Quién paga? Si, no estamos en la guerra, o ¿es de fuerza mayor?

La misma recomendación para el Gobierno que para la gente común, siéntense con los actores de la emergencia para ver que falló y para que no se vuelva a repetir lo del 24.09.11., y mejorar y hacer operativo nuestro Plan de Emergencia.

Luis Ángel Carrasco Garrido

Profesor /Ingeniero/Magíster

Especialista en Emergencias

 

27.09.11

Ver comentarios

 

Anoche quedó respondida la gran pregunta de la mañana del 27 de febrero del 2010: ¿Qué habría pasado si en vez del saliente gobierno de Michelle Bachelet hubiese estado instalado el nuevo gobierno de Sebastián Piñera? Y la respuesta es esta: nada distinto.

No se trata de la velocidad y la eficacia de la reconstrucción después de un megaterremoto, que en los últimos meses han obligado a plantearse la pregunta inversa. No, este es un caso menor, pero no ignorado. O mejor dicho: si las autoridades lo ignoraban, entonces es un caso mayor.
 
 


El Sistema Interconectado Central (SIC) se vino al suelo por la debilidad de sus líneas de transmisión de 500 kilowatts y por la falla grave del sistema de recuperación a distancia (esta era la explicación vigente a eso de las 22 horas), dos tecnicismos que significan que la seguridad eléctrica de Chile está igual o un poco peor que en febrero de 2010. Para informar sobre el origen de la falla, el ministro de Energía demoró casi una hora y media: es escalofriante pensar cuánto habría tardado si además de apagón se hubiese tratado de una catástrofe. ¿No era que el SIC sería reforzado? ¿No era que se adoptarían las medidas técnicas para evitar que 10 millones de chilenos se quedaran sin luz al unísono? ¿No era que el nuevo gobierno produciría las certezas que los anteriores no dieron?

¿Y la fustigada Onemi? Bueno, esta vez supo algo menos de lo que supo el 27 de febrero. No hay que culparla, porque ahora dependía sólo de las informaciones de las autoridades de energía, y no tenía el subsidio intelectual de los centros de monitoreo y alerta de Hawaii, Estados Unidos y las redes satelitales mundiales. El concepto de una emergencia energética no está aún en los parámetros de la Onemi, ni siquiera tratándose de un país que vive una vulnerabilidad eléctrica muy parecida a la sismológica. En su mejor momento, mucho después del inicio del problema, ayer la Onemi se lució informando sobre los lugares en que ya se había repuesto el servicio eléctrico, algo que dichos lugares obviamente ya no necesitaban.

Otras autoridades, como en aquel trágico febrero, brillaron por ausencia o inadecuación. En la primera hora no apareció el Ministerio del Interior, y en la segunda, el de Transportes informó que, en un Santiago un tanto apanicado, se estaban cortando servicios de transportes públicos, no manteniendo ni sosteniendo. El Metro aportó algo más con el anuncio del cierre de todas sus estaciones. Nada dijo este ministro, también responsable de las Telecomunicaciones, acerca de la saturación de la telefonía móvil, indicación perfecta de que no se ha tomado ninguna medida sustancial para mejorar lo que fue una de las dimensiones más angustiosas del desastre del 2010.

Un apagón es un apagón, no hay que exagerar. Chile tiene uno de los mejores índices de tiempos de cortes eléctricos y de velocidad de reposiciones de América Latina. Su sistema de distribución pende de un hilo    -siempre, todos los días, a toda hora-, pero su capacidad de reacción es notable. Lo que perturba es que la capacidad del aparato gubernamental, tan denostada frente a una crisis inmensa como la de febrero de 2010, ha mejorado entre poco y nada. A 19 meses de una catástrofe histórica, mantener las cosas como estaban antes de ella es una muestra de incompetencia excelsa, casi poética.

Sólo falta que el Congreso abra una comisión investigadora para no llegar a ninguna conclusión.

25 de septiembre de 2011

 

 

Ver comentarios

El vulcanólogo Joan Martí afirma que la actividad volcánica existente en la Tierra causará cada día mayores problemas a los ciudadanos, debido a la dependencia que tienen las sociedades occidentales frente a la tecnología.

"La dependencia tecnológica es cada vez más sensible a las erupciones volcánicas. La emisión de gases y cenizas a la atmósfera va a provocar cada vez más problemas debido a nuestra dependencia tecnológica", ha asegurado el científico en una entrevista con EFEverde.

Joan-20Marti.jpg Con motivo de la publicación del libro "Los volcanes", Martí subraya que, sin embargo, no existen razones que ayuden a generar alguna alarma social, ya que en la actualidad no existe más actividad sísmica o volcánica que en cualquier otro periodo de la Historia.

"Hoy en día existe más información y eso hace que parezca que tengamos más actividad volcánica, pero realmente las estadísticas dicen que en la actualidad no hay ni más ni menos erupciones que hace 5.000 años", indica el también investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

En abril de 2010, el volcán islandés Eyjafjallajoekull provocó el caos en toda Europa al obligar a cerrar el espacio aéreo durante varias semanas, algo que se repitió hace sólo unos meses con el volcán Grimsvoetn.

 Martí señala que para minimizar los impactos provocados por las erupciones volcánicas "es necesaria la ejecución de programas educativos y la promoción de planes de emergencia".

"Lo más sensato es invertir en prevención y en educación. Cuando la gente conoce perfectamente que vive en zonas volcánicas y sabe cómo actuar en caso de emergencia, los problemas son mucho menores", añade el científico.

En el mundo se estima que existen 1.500 volcanes activos, sin embargo los perjuicios que ocasionan pueden reducirse teniendo en cuenta que la mayor parte de las erupciones pueden pronosticarse.

El aumento de presión dentro del volcán, la deformación en el terreno, los cambios en la temperatura del suelo o el aumento de la sismicidad son algunas de las evidencias que permite conocer de antemano la expulsión del magma del interior del volcán, asevera el vulcanólogo.

Las erupciones volcánicas "son siempre pronosticables" si se poseen los mecanismos geofísicos y geoquímicos adecuados y se tienen en cuenta todos los parámetros, asegura Joan Martí a EFEverde.

Los impactos generados por los volcanes son generalmente muy localizados, a excepción de la interacción que afectan al clima de todo el planeta, afirma Martí, quien defiende que la mayor parte de áreas volcánicas se localizan en zonas de poco desarrollo, y estos elementos naturales permiten dar a esas áreas una riqueza adicional.

"Los volcanes, además de hacer posible la vida en nuestro planeta al ser responsables en gran parte de la atmósfera terrestre, son fuente de economía", indica el científico.

"Los volcanes crean yacimientos minerales de alto valor económico, como oro o plata, además de proporcionar suelos más fértiles, como ocurre en Indonesia, lo que hace que por motivos de supervivencia sus habitantes no quieran irse de estas zonas", concluye Martí.

Ver comentarios

El vulcanólogo Joan Martí afirma que la actividad volcánica existente en la Tierra causará cada día mayores problemas a los ciudadanos, debido a la dependencia que tienen las sociedades occidentales frente a la tecnología.

"La dependencia tecnológica es cada vez más sensible a las erupciones volcánicas. La emisión de gases y cenizas a la atmósfera va a provocar cada vez más problemas debido a nuestra dependencia tecnológica", ha asegurado el científico en una entrevista con EFEverde.

 Con motivo de la publicación del libro "Los volcanes", Martí subraya que, sin embargo, no existen razones que ayuden a generar alguna alarma social, ya que en la actualidad no existe más actividad sísmica o volcánica que en cualquier otro periodo de la Historia.

"Hoy en día existe más información y eso hace que parezca que tengamos más actividad volcánica, pero realmente las estadísticas dicen que en la actualidad no hay ni más ni menos erupciones que hace 5.000 años", indica el también investigador del Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

En abril de 2010, el volcán islandés Eyjafjallajoekull provocó el caos en toda Europa al obligar a cerrar el espacio aéreo durante varias semanas, algo que se repitió hace sólo unos meses con el volcán Grimsvoetn.

 Martí señala que para minimizar los impactos provocados por las erupciones volcánicas "es necesaria la ejecución de programas educativos y la promoción de planes de emergencia".

"Lo más sensato es invertir en prevención y en educación. Cuando la gente conoce perfectamente que vive en zonas volcánicas y sabe cómo actuar en caso de emergencia, los problemas son mucho menores", añade el científico.

En el mundo se estima que existen 1.500 volcanes activos, sin embargo los perjuicios que ocasionan pueden reducirse teniendo en cuenta que la mayor parte de las erupciones pueden pronosticarse.

El aumento de presión dentro del volcán, la deformación en el terreno, los cambios en la temperatura del suelo o el aumento de la sismicidad son algunas de las evidencias que permite conocer de antemano la expulsión del magma del interior del volcán, asevera el vulcanólogo.

Las erupciones volcánicas "son siempre pronosticables" si se poseen los mecanismos geofísicos y geoquímicos adecuados y se tienen en cuenta todos los parámetros, asegura Joan Martí a EFEverde.

Los impactos generados por los volcanes son generalmente muy localizados, a excepción de la interacción que afectan al clima de todo el planeta, afirma Martí, quien defiende que la mayor parte de áreas volcánicas se localizan en zonas de poco desarrollo, y estos elementos naturales permiten dar a esas áreas una riqueza adicional.

"Los volcanes, además de hacer posible la vida en nuestro planeta al ser responsables en gran parte de la atmósfera terrestre, son fuente de economía", indica el científico.

"Los volcanes crean yacimientos minerales de alto valor económico, como oro o plata, además de proporcionar suelos más fértiles, como ocurre en Indonesia, lo que hace que por motivos de supervivencia sus habitantes no quieran irse de estas zonas", concluye Martí.

Ver comentarios

                      “Esto no tiene Nombre”: ¿Trabajadores Encerrados?

 

                                                                              Luis Ángel Carrasco Garrido

                                                                              Profesor / Ingeniero

                                                                              Email: especialistaexperto@gmail.com

                                                                                                                                  Twitter: @carrascoluis

                                                                                                                                  Blog: http://apuntesdelprofesor.over-blog.es

 estonotienenombre.jpg

Este martes 22 de marzo pasado, salió al aire por Televisión Nacional de Chile el programa “Esto No Tiene Nombre”, con la denuncia de trabajadores encerrados en su empresa en el turno de noche. En esa oportunidad, fui invitado por Cristián Bareau, periodista realizador del programa, a pronunciarme y asesorar el trabajo periodístico, en mi rol de Ingeniero en Prevención de Riesgos y Especialista en Emergencias.

 

            Al respecto, mi opinión fue lapidaria: “los trabajadores están encerrados”; esto sin lugar a dudas, por cuanto la ley es clara, al  menos en dos cuerpos legales que a continuación he extractado: Decreto Supremo 594 del Ministerio de Salud y la Ordenanza General De Urbanismo y Construcción.

 

            Un trabajador no puede estar encerrado; la empresa debe generar acciones para que el trabajador tenga la posibilidad de salvarse o ser rescatado sin problemas. No se puede basar esta seudo-interpretación a la entrega de llaves, que en este caso significaba varias puertas, con cerrojo, cadena con candado y adicionalmente unos sellos de plástico que aún viéndose menores requieren de un cuchillo para ser cortados y resisten sin problemas tracciones de 400 kilos.

 

            Cualquier plan no puede basar su éxito en que un trabajador mantenga la calma, no sea afectado por el siniestro, y responda a condiciones adversas como falta de luz, o el ambiente contaminado con humo o algo que se le parezca. Es evidente que no es una condición favorable para salvarse o salvar a un grupo de trabajadores.

 

            Sin embargo, es inadmisible, que empresas en pleno siglo XXI, no implementen tecnologías modernas que ya dejaron de ser inalcanzables, que permiten apertura automática de las puertas en un sentido, en las que se ha incluido detector de incendios para obtener apertura automática. Ese tipo de tecnología tiene a disposición una botonera manual de “control duro”, que no se direcciona al panel general, sino que libera de forma directa la puerta si la ocasión lo amerita. También tenemos en el mercado nacional la conocida “barra anti-pánico”, sistema manual en un sentido que evita manipulación de chapas y manillas, donde se presiona una barra con las manos o con el cuerpo y se abre de inmediato.

 

            Después de ver las imágenes queda en el ambiente la idea, que el empresario quiere ahorrarse personal de seguridad, que bien podría cautelar la apertura y cierre de puertas de control. Así como queda latente una posible desconfianza, que se materializa en la presunción que un trabajador puede utilizar estas puertas con otro fin que no sea el de emergencia. Pues bien, la relación laboral se basa en la confianza mutua, y si alguna de las partes,  rompe esa relación, paga las consecuencias que están implícitas en el contrato. Por lo demás,  tomar acciones que contravienen aspectos de seguridad indiscutible, rompen con el espíritu del trabajo seguro y la ética empresarial,  por cuanto pierde su dignidad y profesionalismo.

 

“Artículo 37: Deberá suprimirse en los lugares de trabajo cualquier factor de peligro que pueda afectar la salud o integridad física de los trabajadores.

Todos los locales o lugares de trabajo deberán contar con vías de evacuación

horizontales y/o verticales que, además de cumplir con las exigencias de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción, dispongan de salidas en número, capacidad y ubicación y con la identificación apropiada para permitir la segura, rápida y expedita salida de todos sus ocupantes hacia zonas de seguridad. Las puertas de salida no deberán abrirse en contra del sentido de evacuación y sus accesos deberán conservarse señalizados y libres de obstrucciones. Estas salidas podrán mantenerse entornadas, pero no cerradas con llave, candado u otro medio que impida su fácil apertura.

Las dependencias de los establecimientos públicos o privados deberán contar con señalización visible y permanente en las zonas de peligro, indicando el agente y/o condición de riesgo, así como las vías de escape y zonas de seguridad ante  emergencias.

Además, deberá indicarse claramente por medio de señalización visible y permanente la necesidad de uso de elementos de protección personal específicos cuando sea necesario.

Los símbolos y palabras que se utilicen en la señalización, deberán estar de acuerdo con la normativa nacional vigente, y a falta de ella con la que determinen las normas chilenas oficiales y aparecer en el idioma oficial del país y, en caso necesario cuando haya trabajadores de otro idioma, además en el de ellos.”(*)

 

“Las disposiciones contenidas en el presente Capítulo persiguen como objetivo fundamental, que el diseño de los edificios asegure que se cumplan las siguientes condiciones:

- Que se reduzca al mínimo, en cada edificio, el riesgo de incendio.

- Que se evite la propagación del fuego, tanto al resto del edificio como desde un edificio a otro.

- Que se facilite el salvamento de los ocupantes de los edificios en caso de incendio.

- Que se facilite la extinción de los incendios.”(**).

 

            Finalmente diremos: “abusus not tollit usum”, el abuso no quita el uso.

 

(*) Decreto 594: REGLAMENTO SOBRE CONDICIONES SANITARIAS Y AMBIENTALES

BASICAS EN LOS LUGARES DE TRABAJOPARRAFO II De las Condiciones Generales de Seguridad

(**) ORDENANZA GENERAL DE URBANISMO Y CONSTRUCCIONES Título 4 De la Arquitectura Capítulo 3 De las Condiciones de Seguridad contra incendio.

Ver comentarios

Ver comentarios

Luis Ángel Carrasco Garrido

Profesor / Ingeniero/ Aficionado al Cine

Blog: http://apuntesdelprofesor.over-blog.es

Twitter: @carrascoluis

 

  el-discurso-del-rey-trailer-espanol.jpg

En la afición al cine, buscando precisamente las películas que habían tenido nominaciones al “Oscar”- y que  por diversos motivos no había tenido la posibilidad de ponerme al día, con sorpresa me encontré que en las salas que tenemos a nuestra disposición en nuestra comuna no estaban en cartelera, por lo tanto, me puse a la búsqueda de ellas: “el Discurso del Rey y Temple de Acero”.

 

“El Discurso del Rey” es una película británica de drama histórico dirigida por Tom Hooper y escrita por David Seidler. Fue nominada para catorce premios BAFTA, de los cuales ganó siete, incluyendo mejor película; consiguió doce nominaciones al Oscar, de los cuales ganó cuatro, incluyendo Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actor; y estuvo nominado a siete Globos de Oro, con Colin Firth como ganador final del premio al Mejor Actor.

 

Aquí,  no existe  una gran trama, ni parafernalia en torno a un guión, pero sí,  tiene el mérito de desarrollar un aspecto real de la historia, o si bien les parece, interpretación histórica. La película es hermosa y recomendable porque gira en torno a excelentes actuaciones: de su protagonista principal el Rey, y su profesor de lenguaje, ambos impresionan con su forma de llevar a cabo sus respectivos papeles, con una sensibilidad dramática y aspectos humanos que impactan. Pero más allá de eso muestra algo, que lo hace recomendable para la gente y para aquellos que estudian y se dan por vencidos frente al estudio o lo que depara la naturaleza individual.

 

Un hijo que accidentalmente pasa a ser heredero del trono, que lo tiene todo poder, dinero, linaje, historia, se ve doblegado por un simple detalle tartamudea, y ahí uno entiende que es como la vida, uno en ciertos aspectos en la vida se siente tan fuerte, sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, uno puede estar en el precipicio, porque uno tiene limitaciones, tiene deficiencias, tiene debilidades, tiene defectos, “es tan grande y pequeño a la vez como cualquiera”, y la forma de superarlo está en las manos de una persona sin poder, sin oportunidades, sin títulos, pero que muestra fuerza donde su pupilo muestra lo opuesto.  Una gran película, porque despliega humanidad, tanto del rey como del plebeyo, que se relacionan como iguales porque ambos finalmente se atreven a responder  ¿qué se espera de mi? (La recomiendo para aquellos papás o profesores que buscan la superación y compromiso de sus hijos o alumnos).

Temple de Acero, en 1970, John Wayne ganó un premio de la Academia por su sobresaliente

interpretación de Rooster Cogburn, un Marshall tuerto, alcohólico, deslenguado y temerario.
El arisco Rooster es contratado por una valiente jovencita para encontrar al hombre que asesinó a su padre y robó los ahorros de la familia. Esta vez en la versión 2.0 con los hermanos Cohen, y en la producción Steven Spielberg, con Jeff Bridges como actor principal, en una personificación asombrosa de un alguacil viejo, alcohólico en decadencia; nuevamente con una historia simple que desde el principio queda claro quiénes son buenos y quienes los malos, uno se adentra en una trama unidireccional en que se busca a un prófugo, sin embargo, uno se encanta con la buena actuación y con los matices que van colocando tensión, compromiso, atención, intriga para obtener lo que todos suponíamos desde el

 

temple-de-acero1.jpg

 

 

principio. Frente a tanto seudo valor, se refuerza el valor del honor, y el compromiso de la palabra a cuesta de todo.

Dos buenas películas con muy buenas actuaciones, que merecen ser vistas en la pantalla grande.

Aún es posible descubrir Temple de Acero en horario de trasnoche, sin embargo, el Discurso de Rey es posible encontrar más posibilidades de salas, aunque reducidas. Si aún no ha tenido la oportunidad lo invito a ver: “El Discurso del Rey…con temple de Acero”.

Ver comentarios

<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 > >>
Top

Alojado por Overblog