Overblog
Seguir este blog Administration + Create my blog

Apuntes del Profesor Luis Carrasco-Garrido

<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 > >>

Los Héroes también pueden morir en un incendio

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

En un reciente incendio en el sur del país,  mientras el fuego avanzaba vertiginosamente por el inmueble, se escuchaban los gritos a viva voz preguntando si había  personas al interior.

Vecinos confirmaron la presencia de un adulto mayor, ante lo cual las personas rompieron los vidrios utilizando elementos que había en el lugar, para acto seguido, ingresar al inmueble envuelto en llamas, logrando encontrar al adulto mayor, siendo rescatado con vida y sacado al exterior en forma inmediata y entregado al Samu que en ese instante arribaba al lugar.

Sin lugar a dudas un acto loable, pero también de mucho riesgo; pues este tipo de acciones si bien son destacables requieren de conocimientos básicos de cómo se mueve el fuego y cuáles son sus particularidades.

Una de las principales características que hay que tener en cuenta en un incendio es que el fuego fuera de control se mueve y avanza de forma geométrica y violenta, eso significa que un incendio a llama viva en pocos minutos puede tener un avance insospechado con un aumento de la temperatura igualmente violento. Una persona no entrenada y sin elementos de protección adecuada prácticamente a los 60 o 65 grados Celsius podría estar irremediablemente muerta, simplemente porque recibirá quemaduras en todo su cuerpo, su ropa se quemara y entrará en llamas, y finalmente no podrá respirar aire caliente por cuanto esto desbaratara sus pulmones.

Las películas en general no aportan al entendimiento y conocer cómo se desarrolla el fuego. Cuando un incendio se lleva al cine los actores siempre triunfan, cruzan entre llamas que no son iguales a las de un incendio real. Lo más probable es que en un incendio su visibilidad sea cero, le lloren los ojos y no pare de toser, su sentido de orientación y forma de reconocer, no será por el sentido de la vista sino por el tacto.

Recordemos  que todas las personas  necesitamos  oxígeno para vivir, para pensar y para movernos y en un incendio,  es posible que el oxígeno baje a tal punto,  que sufra una asfixia y si en el ambiente hay monóxido de carbono usted pueda intoxicarse, lo que no le permitirá actuar con normalidad a tal punto que no podrá pensar ni moverse, quedará bloqueado.

Finalmente, no está de más decir que a rescatar se aprende y se ensaya, no es factor del azar, así que aun cuando sea un acto heroico producto de las circunstancias, esta decisión debe considerar la seguridad del rescatador, del rescatado y su entorno, de otra forma quien salva pasa a ser un “temerario”  que puede ser parte de un problema mayor, lo que indica que un héroe también puede morir en un incendio.

Nota: La foto utilizada es solo referencial  / Este artículo fue publicado de forma parcial o total en Diario papel y digital El Heraldo Austral https://www.eha.cl/noticia/opinion/opinion-los-heroes-tambien-pueden-morir-en-un-incendio-11545  biobiochile diario digital https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/07/26/los-heroes-tambien-pueden-morir-en-un-incendio.shtml

 

Ver comentarios

La Educación Superior con posibilidad de contraer el COVID-19

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

 

Frente a un panorama tan incierto como ha sido el de pandemia, surgen una serie de incógnitas y de proyecciones difusas e inciertas de cómo se presenta la Educación Superior para el futuro. De una infinidad de acreditaciones y certificaciones que se demandan hoy, que más que abrir una puerta al desarrollo, se ha trasformado en aumento de burocracia, y de restricciones para la creación, y la libertad en que se debe mover la educación, se ha transformado en marcar la ruta de lo que se cree debiera ser la Educación Superior y la Universidad.

¿La realidad que vivíamos el 2018 y 2019 será la misma para el 2021-2022 y del futuro? No lo sabemos, sin embargo, hemos tratado de desarrollar la Educación Superior en un escenario incierto de pandemia similar a la “Tercera Guerra Mundial”, como si fuera un escenario regular. UNESCO ha sido muy explícita indicando que algunas Instituciones de Educación superior no serán capaces de resolver el desafío, y lo que es más, no estarán a la altura.

En este escenario líquido a la educación se le mide con instrumentos y estándares de normalidad y de regularidad en  una realidad que no existe.

Todo esto indica que la Enseñanza Superior debe buscar una forma de adaptación, de supervivencia, tal que le permita enfrentar este escenario complejo y otros muy similares y permanentes que se producirán en el futuro. Por otro lado si ha habido concesiones que son del todo justas para enfrentar el 2020 y el 2021, la educación no puede vivir de concesiones permanentes, simplemente porque sus estudiantes serán profesionales con exigencias reales.

El modo a distancia, on-line o digital, llegó para quedarse pero requiere de una adaptación de planes, programas, en la forma y las metodologías que cada académico deberá aplicar, con plataformas, conexiones y tecnología “ad hoc”.

Los cursos, las asignaturas serán desarrolladas con metodologías digitales, acordes a los actuales desafíos, lo que indica una preparación de profesores y reconversión de otros; con estudiantes  comprometidos en el cambio de la digitalización, cambio que requiere de estudiantes conscientes  que ayuden a construir y a formarse en aulas virtuales, con compromisos éticos fuertes, en tiempos virtuales (diferentes a los presenciales), medidos desde los resultados.

El sistema digital actual no resiste cámaras apagadas, estudiantes ausentes o estudiantes en la oscuridad del anonimato como quien ve televisión. Esta nueva forma exige estudiantes  proactivos /as que desarrollen tareas, trabajos, investigaciones desde la NO Universidad física, (desde la nueva Universidad Virtual, la casa, el trabajo, etc.). Requiere de estudiantes con un nivel de abstracción que les permita resolver problemas y diseñar soluciones, donde los estudiantes  busquen con interés que el profesor los certifique en su competencia o conocimiento, haciendo un verdadero equipo de trabajo. Equipo que debe reunirse sin restricciones para ver el problema y discutirlo de diferentes perspectivas, teniendo claro cuál es el objetivo de educación de excelencia.

La presencialidad deberá estructurarse bajo estándares de estricta seguridad para plantearse desde aquella esfera de lo necesario, de lo irrenunciable; donde las actividades presenciales conversen con un sistema híbrido de compromiso igualmente fuerte cuando es a distancia. Buscando la inclusión de aquellos o aquellas estudiantes donde el esfuerzo será similar o superior a cuando el modelo era cara a cara.

Si no fuéramos capaces de eso de seguro la Educación Superior estará en la lista de aquellos que enfermaron por COVID-19 y que lamentablemente no fueron capaces de recuperarse, mientras vivían en un escenario de crisis.

Este artículo fue publicado de forma parcial o total en los siguientes medios:  El Heraldo Austral , El Rancagüino y El Pingüino

https://www.eha.cl/noticia/opinion/opinion-la-educacion-superior-con-posibilidad-de-contraer-el-covid-19-11478

https://www.elrancaguino.cl/2021/07/10/la-educacion-superior-con-posibilidad-de-contraer-el-covid-19/

https://elpinguino.com/noticia/2021/07/09/la-educacion-superior-con-posibilidad-de-contraer-el-covid-19

 

 

Ver comentarios

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Una joven murió por intoxicación por calefacción, la situación quedó al descubierto por cuanto se encontró a una mujer muerta y a su mamá intoxicada, ambas mujeres se calefaccionaban en el interior de su casa con un brasero en el segundo piso de la vivienda.

Toda combustión de llama genera monóxido de carbono, no existe combustión sana o inocua, la gente inhala monóxido de carbono y se intoxica. En el último tiempo, debido a las bajas temperaturas, se hace necesario la utilización de estufas y diversas formas de calefacción, sin tener el debido cuidado en el uso. Generalmente el riesgo es la mala combustión y acumulación de monóxido de carbono que es producido por una combustión incompleta de madera, el carbón a leña, el carbón mineral, el gasoil, el kerosene, la gasolina, el butano, el propano, el gas natural y otros.

Estamos hablando del monóxido de carbono, un gas sin olor, incoloro, insípido, no irritante y tóxico, difícil de detectar. No tiene propiedades indicadoras que permitan su reconocimiento, por eso es prácticamente imposible que una persona lo pueda reconocer, este gas además, es ligeramente más liviano que el aire. Es un gas producto de la combustión, que encontramos normalmente en el tubo de escape de un automóvil y en la combustión de la cocina, estufas, calefones, chimeneas, braseros, etc. También, lo puede producir una estufa a leña, a gas o a keroseno. Una medida preventiva básica es evitar la acumulación de monóxido de carbono, para tal efecto, es recomendable leer los prospectos técnicos que indican la cantidad de horas continuas de encendido de los aparatos a combustión, y lo fundamental es ventilar, no dormir con calefacción encendida, evitar “el encierro calefaccionado” con llama, con combustión en desarrollo.

Las características del monóxido de carbono tienen que ver con que es tóxico. Es 300 veces más compatible que el oxígeno respecto a la hemoglobina de la sangre del ser humano. La hemoglobina es un compuesto que cumple la función de llevar al oxígeno captado en los pulmones a los tejidos del organismo. Esta mayor afinidad le permite formar fácilmente en la sangre la carbo-hemoglobina, que capta el oxígeno del aire, pero no lo entrega en los tejidos, lo que produce una intoxicación general del organismo. En ausencia de instrumentos, sólo se puede detectar por los síntomas que produce en los seres vivos.

Asimismo, entre algunos de los síntomas de Intoxicación con CO Monóxido de Carbono en el ambiente, por ejemplo: 70 partes/millón, provoca respiración corta bajo ejercicio vigoroso, posible sensación de sienes tirantes. 120 partes/millón, respiración corta bajo ejercicio moderado, dolor de cabeza con palpitaciones. 220 partes/millón, evidente dolor de cabeza, irritabilidad, fatiga, mareos, perturbaciones en el juicio. 350-520 partes/millón, confusión, desmayo. 800-1200 partes/millón, inconsciencia, convulsiones intermitentes, fallas respiratorias, muerte por exposición prolongada. Y 1905, muerte.

Fuentes de CO Monóxido de Carbono en el Hogar: Calefones; Calentadores a gas (de cañería, natural, licuado o catalítico); Estufas a parafina; Chimeneas, Braseros, parrillas (carbón, leña), otros. Recuerde ventile los espacios cerrados, evite tener encendido aparatos y fuentes de calor a llama todo el día, no trabaje, ni realice su vida diaria junto a la calefacción respirando sus gases como si fuera aire limpio.

Artículo publicado de forma parcial o tal en el Mostrador 03.07.21 https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/07/03/los-riesgos-de-intoxicacion-por-calefaccion/

 

Ver comentarios

Cuidados esenciales

Innovaciones tecnológicas para la prevención del COVID-19

Aunque todavía queda mucho por conocer sobre el Coronavirus, ya existen distintos protocolos que apuntan a garantizar espacios laborales seguros para actividades presenciales. Por su parte, las innovaciones tecnológicas apuntan a facilitar procesos en sectores donde los trabajadores pueden estar más expuestos.

A 15 meses del arribo de la pandemia del COVID-19 a Chile, son varios los aprendizajes en torno a las medidas fundamentales que deben implementarse en espacios cerrados al momento de intentar el retorno semi-presencial o presencial al trabajo. Esto, gracias a las investigaciones que se llevan a cabo a nivel mundial para intentar mitigar el contagio de este virus.

"De acuerdo a los últimos datos que se poseen, que siempre son cambiantes y dinámicos, la información ha demostrado que ciertas variables son constantes, lo que permite tomar ciertas decisiones, con un sustento bastante firme", explica Luis Carrasco Garrido, académico del Departamento de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM).

En esta línea, una de las preocupaciones iniciales de la pandemia, relacionada con la posibilidad de contagio por superficie, hoy puede manejarse adecuadamente según cada espacio laboral. "La estadística y la experiencia han demostrado que es ínfimo su impacto, salvo que una gotícula sea tomada por las manos y llevadas a la boca, nariz u ojos. La posibilidad de contaminación es bajísima", agrega Carrasco. Pero esto no significa que puedan relajarse las medidas: "La mascarilla en sectores contaminados, o potencialmente contaminados, es vital".

En el Protocolo de Actuación en Lugares de Trabajo — COVID-19, parte del Plan Paso a Paso implementado por el Gobierno de Chile, se recomienda la limpieza y desinfección, al menos una vez al día, de "todos los espacios, superficies y elementos expuestos al flujo de personas, ya sea de trabajadores o clientes, y proceder a la limpieza y desinfección antes de reanudar la actividad". Este proceso, además, debe realizarse conforme establece el Protocolo de Limpieza y Desinfección de Ambientes — COVID-19 del Ministerio de Salud.

"Los espacios de trabajo con sistemas de limpieza en períodos seguidos y más constantes permiten mejorar la condición en una jornada de seis u ocho horas", explica Carrasco. Frente a los distintos formatos que pueden implementarse, y que en los primeros meses de la pandemia tuvo como protagonista al amonio cuaternario, el especialista destaca las limpiezas con alcohol pulverizado de alta concentración: "Cada dos o tres horas, es un sistema exigente de limpieza, con buen resultado".

Novedades

"Hoy nos encontramos en uno de los momentos más álgidos de la curva de contagios de COVID-19 en Chile. Y cuando recientemente se comienzan a publicar los primeros estudios sobre la efectividad del proceso de inoculación en nuestro país, nos comenzamos a cuestionar la factibilidad de retornar a los espacios tradicionales de trabajo y las medidas de seguridad que debemos adoptar para un retorno seguro", complementa René Castillo Ibaceta, académico de la Facultad de Diseño Digital e Industrias Creativas de la Universidad San Sebastián (USS).



Frente a este desafío, se han desarrollado nuevas tecnologías que buscan reforzar las medidas de seguridad en espacios de trabajo, especialmente en sectores productivos que manejan un flujo importante de colaboradores, como ocurre en la minería o donde el contacto entre trabajador y cliente es uno de los principales problemas a resolver.

"La División Salvador de Codelco ha implementado el uso de pulseras inteligentes Co-Wach para sus trabajadores, la cual permite la trazabilidad de los casos sospechosos. Este dispositivo electrónico permite la medición constante de temperatura y posicionamiento, la cual entrega información y se comunica con otras pulseras a través de bluetooth. Esta tecnología permite conocer los contactos estrechos que ha mantenido el trabajador que presente alguna sospecha de COVID-19. Lo que incluye síntomas o contacto estrecho con personas contagiadas", ilustra Castillo.

Otra innovación tecnológica que destaca el académico es la biometría facial: "Es una tecnología de reconocimiento facial que permite verificar la identidad de las personas usando inteligencia artificial sin necesidad de contacto físico. Lo que reduce el contacto de los trabajadores con superficies que puedan estar contaminadas. O el uso de tecnología contactless donde el rostro de la persona es suficiente para retirar dinero de un cajero automático, realizar trámites o pagar tu cuenta en el supermercado".

Se trata de ir un paso más allá, para complementar así las medidas básicas de cuidados que incluyen lavado/desinfección frecuente de manos, distanciamiento social, uso correcto de mascarilla y ventilación de espacios de trabajo.

Este último aspecto ha estado también en constante discusión, especialmente en oficinas que cuentan con sistema de aire acondicionado. "Referente a los lugares de trabajo, el sistema de reciclaje de aire o aire acondicionado no es el más adecuado", explica Carrasco.

Para el académico de la UTEM, es mejor optar por: "Oficinas con ventilación natural o sectores amplios como galpones, casinos con distanciamiento y ventilación cruzada puede ser la solución. O lugares que se alterne el trabajo con ventilación, sobre todo si la condición climática es más extrema".

Medidas, que en toda caso, deben pensarse siempre como parte de una estrategia en capas, donde si falla una, entra en acción la siguiente. "El uso correcto de la mascarilla, mascarilla adecuada y la disciplina de uso seguirá siendo una exigencia ineludible; el lavado de manos cada hora, dispensadores de alcohol gel que así lo permitan, distanciamiento entre personas, entre escritorios, mesas de reunión con distanciamiento, reuniones cortas, o reuniones a distancia pero dentro del espacio empresa (cada uno en su oficina o lugar de transmisión desde el PC) puede ser bastante seguro", agrega Carrasco.

La Tercera - Ediciones Especiales Sol Márquez Thomas 2021-06-20 Entrevista Técnica.

Ver comentarios

Ing. Luis Carrasco Garrido
Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM
Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Todas las medidas de prevención en contra del coronavirus que Chile ha implementado tienen “una entrada y una salida”. Frente al sistema paso a paso hay gente que puede salir a trabajar porque es imprescindible, así como otros pueden sacar permisos para ir a comprar, para ir a la feria, para ir a la farmacia, para ir a otra comuna, en fin; así como los hay quienes arriesgándose son capaces de salir sin permiso, como quien sale en automóvil sin licencia.

Los expertos han advertido que, para que las naciones sean realmente resilientes, sus sociedades deben eliminar la mentalidad de "COVID cero", que no es realista con el virus en alta circulación, y lo lógico sería intentar "vivir “o convivir con el virus.

Las iniciativas nacionales tan cambiantes, donde las medidas (cambio de fase)  parecieran ser tomadas a partir de estadísticas y variables no vinculantes con las muertes y con la población con virus, esto trae obviamente confusión. La realidad muestra a nuestros hospitales colapsados, sin ventiladores, donde la gente, las personas comunes y corrientes se han acostumbrado a tener 150 personas muertas y 4.000 contaminados por día. Por mucho que los habitantes de un país o una región estén vacunados, si el coronavirus sigue expandiéndose aumentan las probabilidades de que una mutación ponga en peligro la inmunidad o agrave la condición del país frente al Coronavirus.

Las siguientes olas de la pandemia en el mundo desarrollado probablemente no serán tan duras como las previas gracias a las vacunas, pero si la eficacia de las vacunas y su adaptabilidad a nuevas cepas más agresivas y más dinámicas no resultan, pondrán constantemente a prueba el sistema.

Tal vez, sería mejor atacar el virus desde el error, desde el problema, ¿por qué Chile teniendo un proceso tan amplio y tan rápido de vacunación no tiene buenos resultados? Tenemos varias respuestas estamos en invierno lo que facilita el contagio, tendencia a estar en lugares cerrados, poca ventilación, medidas poco claras para la gente, medidas absolutas de confinamiento que conviven con excepciones, entre otras cosas.

¿Por qué no enseñar a convivir con el COVID -19?, el coronavirus nunca estará en cero, y nos vacunaremos todos los años; primero: ¿Cuál es la mascarilla adecuada y certificada? Se estima que son solo algunas las mascarillas adecuadas y costarían cada una, unos $600 pesos; ya existen estudios que demuestran que hay mascarillas que no cumplen con su cometido, a eso hay que agregar que a veces están mal puestas, o se usan de mala forma, la falta de lavado de manos, y la falta de limpieza de los lugares de trabajo y las ventilaciones naturales adecuadas inexistentes, son factores que hacen una gran diferencia y rompen con el esfuerzo de vacunación.

Hoy ya tenemos un amplio grupo de individuos de muestra al cual se le puede consultar ¿Cómo se contagió?, ¿Qué fue lo que hizo o no hizo?, como base para establecer cómo actúan los chilenos y establecer una política de gestión del riesgo frente al coronavirus. Es el momento de focalizar y aprender del error, del problema, por cuanto debemos intentar vivir o convivir con el COVID-19.

Este articulo ha sido publicado de forma total o parcial en :

https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/06/26/intentemos-vivir-o-convivir-con-el-covid-19/

https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/06/24/intentemos-vivir-o-convivir-con-el-covid-19.shtml

https://www.elrancaguino.cl/2021/06/25/opinion-intentemos-vivir-o-convivir-con-el-covid-19/

https://www.mercuriocalama.cl/impresa/2021/06/26/papel/

Ver comentarios

La vacuna Sinovac, la más suministrada en Chile su poder de prevención en contagios es de aproximadamente un 54 por ciento en personas que ya completaron el proceso con sus dos dosis, valor similar al 50,4 por ciento reportado por el Instituto Butantan en el estudio de eficacia de esta vacuna realizado en Brasil, información que fue clave para su aprobación en Chile por el Instituto de Salud Pública (ISP).

Los estudios indican que una dosis proporciona una protección muy baja ante contagios, que solo llegaría a un 3 por ciento. Por lo tanto, la segunda dosis adquiere una  gran importancia, debiendo seguir cada persona con cuidados estrictos hasta transcurridos al menos dos semanas desde su aplicación. Los investigadores enfatizan que no se debe olvidar que el grado de protección de contagios es de un 56 por ciento, no de un 100 por ciento; lo que indicaría que es posible contagiarse y de contagiar a otra persona.

Ante esta situación surge la duda con respecto al escenario, si realmente las vulnerabilidades de segundo orden son aquellas que hacen la diferencia. ¿Una casa de 44 metros cuadrados para una familia de 5 personas hace una diferencia?, pareciera que sí, porque el espacio reducido,  en época de invierno, sin ventilar hace propicia la posibilidad de  contagio. Tener casas pequeñas sin espacios adecuados y suficientes, no es culpa del coronavirus, pero si facilita el contagio familiar.

Restringir el desplazamiento, confinar a las personas y por otro lado crear formas legales para que la gente salga justificadamente, pone acento en la evaluación o seguimiento de las personas. Una persona que cumple una función estratégica y otra que necesariamente debe salir a trabajar que se debe desplazar, indica que la medida de restricción está “rota” per se, es una norma muerta, convive la restricción de desplazamiento, con autorización para el desplazamiento necesario. Un artículo de la revista The Lancet, con modelos para el Reino Unido, confirma que si la estrategia se basa solo en la vacunación, la pandemia seguirá en expansión.

La vacunación masiva comenzó cuando había un nivel de contagio muy alto, consecuencia de las cada vez más laxas medidas de contención. Nunca se logró bajar completamente la primera ola y, producto de las vacaciones, los casos se multiplicaron. Y mientras Israel mantenía las medidas de confinamiento a la par de su exitosa vacunación, Chile hizo todo lo contrario. Chile ha ido desarrollando las medidas “Paso a Paso”, las que han ido cambiando en niveles, en complejidades, donde lo que estuvo exigido en una fase, pasó a la otra, lo que ha significado cambios permanentes en la forma de aplicar o entender el método, que si bien, dado lo vertiginoso de los cambios, necesariamente exige ir acompañado de campañas de mejor compresión del mensaje y de la política pública para la gente.

La situación actual en Chile es muy grave. Estamos alcanzando un récord de casos por día que es igual o superior al de los meses más difíciles de la pandemia en 2020 en términos de hospitalizados, también hemos alcanzado una cifra que es similar a la de los meses más complicados, con niveles de ocupación de camas críticas cercanas al 100%, lo que habla de una saturación del sistema y de una situación que es extremadamente compleja en término sanitario, por cuanto quien se contagia y presenta síntomas agudos no tiene lugar de atención adecuado.

Por lo tanto, hay que vacunarse y mantener un estricto cuidado, mascarilla y uso adecuado, distancia física, lavado de manos, procesos de ventilación (lugares abiertos), evitar salidas innecesarias y si debe salir, considere que vuelve infectado a su casa, para que tome las medidas adecuadas de limpieza y prevención para no contagiar a aquellos que no salen y respetan el confinamiento.

 

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Articulo publicado de forma parcial o total por bb.com y elmostardor cl https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/06/10/las-vacunas-contra-el-coronavirus-sirven-para-la-prevencion-de-los-contagios.shtml 

https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/06/13/vacunas-contra-el-coronavirus-sirven-para-la-prevencion-de-contagios/

Ver comentarios

El negacionismo es una actitud que consiste en oponerse a determinadas realidades y hechos históricos o naturales relevantes. Algunas personas en esta línea rechazan la existencia del COVID-19, otros sin embargo, aceptan la enfermedad pero niegan su gravedad, estimando que la alarma mundial es un montaje. Para otros la ficción consiste en que el agente infeccioso fue creado en el laboratorio chino de Wuhan donde comenzó o se creó el brote, con la confabulación de los gobiernos de China y EE. UU., producto de un trato de empresas farmacéuticas que incluso involucra al conocido millonario Bill Gates.

El negacionismo del COVID-19 consiste en oponerse a una realidad que no les agrada, negando el número de fallecidos, minimizando el problema social y laboral, negándose al uso de mascarillas o a cumplir las medidas de seguridad y por ende, negándose a recibir la vacuna, asistiendo a reuniones sociales o fiestas, en el entendido que no sucede nada. Muchos apelan también a las libertades individuales, que son irrenunciables,  por cuanto estar sometidos al toque de queda, sacar permiso de desplazamiento, establecer trazabilidad, es entregar datos importantes de la libertar individual a las autoridades.

Los negacionistas señalan que aún no se ha encontrado un origen concreto del virus presumiendo que es una creación maliciosa de laboratorio. Algunas teorías de la conspiración de los negacionistas del covid dicen que las redes 5G de telefonía móvil son, en realidad, un transmisor del COVID-19 o que las zonas en las que se encuentran “antenas 5G” aumentan significativamente la mortalidad. La Organización Mundial de la Salud (OMS), establece que ninguna red de telefonía ni ondas electromagnéticas pueden propagar el virus. La forma de contagio sería a través gotículas que lanzan los seres humanos, muchos de los países en pandemia no disponen de redes 5G, lo que obviamente echa por tierra la teoría.

Actualmente, la inoculación alcanza a más de 807 millones de personas, después de que el 28 de mayo se superaran los 1.800 millones de inyecciones administradas, según los datos recogidos por Our World in Data. La vacunación alcanza más de 200 territorios y países de todo el planeta. Todas las vacunas contra el COVID-19 disponibles actualmente han demostrado ser seguras y efectivas. Toda vacuna autorizada realiza ensayos clínicos, son autorizadas o aprobadas solo si logran reducir de manera sustancial la probabilidad de contraer el COVID-19. Lo que indicaría que cualquier negacionismo lo único que podría lograr es llevarnos a la muerte.

 

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

 

Ver comentarios

¿Qué es el Carnet Verde? es un documento donde se acredita que la persona está inoculada, es decir, recibió las dos dosis de la vacuna contra el coronavirus y, por lo tanto, en caso de contraer el virus su impacto debería ser menor,  le va a permitir desplazarse de una comuna en Cuarentena o Transición y, por tanto, también los fines de semana y festivos, así como realizar viajes interregionales entre comunas que se encuentren en fase 2 o superior.

Para muchos países, volver a la normalidad pasa por la introducción de un certificado sanitario que pruebe que se ha recibido la vacuna o se ha dado negativo en un test las últimas 72 horas. Pero la conveniencia de este tipo de certificado depende de la situación epidemiológica, por lo que no es aplicable en todos los países. Dinamarca es un caso que establece este pase para incentivar la vacunación que alcanza aproximadamente el 20%, y es para mayores libertades como compartir en espacios cerrados, espectáculos, etc. La diferencia está en que Dinamarca testea con PCR a más de medio millón de personas diariamente equivalente al 8% de su población, lo que también permite a quien no se ha vacunado optar a ciertas libertades, y lo que es más importante hay una trazabilidad fuerte (con esto, se sabe quién se contaminó, dónde está y dónde se encuentran sus contactos). Israel en cambio, se convirtió en un laboratorio del mundo real para la eficacia de la vacuna, ahora se está convirtiendo en un ensayo para una sociedad pos confinamientos y pos vacunación. El Green Pass es su boleto de entrada para cenar en el interior de los restaurantes, hospedarse en hoteles y asistir con miles de otras personas a eventos culturales, deportivos y religiosos, ya sea al aire libre o en interiores. En cambio en Chile, que se ha especializado en hacer malas copias o llegar a destiempo, nos presenta una realidad desconcertante; presenta el carnet de movilidad o carnet verde con un escenario con aumento evidente de contaminados y de muertos, esto se produce en una realidad con toque de queda, confinamiento absoluto, gran cantidad de comunas en fase 1 y 2, donde el control sanitario y policial no se evidencia, en donde la mitad de la población vacunada, no muestra como la balanza se inclina hacia la normalidad o el control. Si bien, pareciera que el carnet verde es una buena idea para momentos de control del virus, que no es el caso de Chile, la vacuna no tiene una vinculación al menos evidente sobre transmisión del virus, sino más bien tiende a aminorar los efectos en aquellos que la contraen; de la misma forma es de temer que la mitad de la población no esté vacunada, y que los jóvenes no estén interesados en vacunarse. Frente a esa realidad pareciera que el carnet verde es una medida cosmética, porque aun en el país no está resuelta la trazabilidad, el aumento de PCR, y una cultura de autoprotección con el uso de mascarilla, distancia social, lavado de manos, y ventilación natural, para convivir adecuadamente con el COVID-19. Frente a eso el Carnet Verde más bien parece un carnet que rápidamente se destiñe perdiendo su color.

Nota: Este articulo ha sido publicado de forma parcial o total por Bio-Bio.cl el 28.05.21 https://www.biobiochile.cl/noticias/opinion/tu-voz/2021/05/28/la-creacion-de-un-carnet-verde-que-rapidamente-se-destine.shtml y el periodico el rancaguino 30.05.21 https://www.elrancaguino.cl/2021/05/30/la-creacion-de-un-carnet-verde-que-rapidamente-se-destine/

 

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Ver comentarios

Es increíble pero nos hemos acostumbrado a que choquen diariamente dos o tres buses a su capacidad máxima y mueran todos sus ocupantes. Eso sucede con el COVID-19 estamos todos tranquilos cuando mueren 100 o 140 personas diarias. Desde que se declara el 3 de marzo el primer caso positivo de COVID-19 en Chile, el número de contaminados y muertos a nivel nacional ha ido al alza. El 21 de marzo de 2020 se informó de la primera persona fallecida a causa del Coronavirus, en Chile, y ya teníamos señales claras de lo que venía era grave. Sin embargo, las medidas fueron algo confusas, flexibles, lo que puso en contradicción lo que se hacía de forma oficial y lo que se hacía informalmente. El 17 de mayo de 2021 ya son más de 28.000 las muertes aproximadamente, por COVID-19 en el país, concentradas especialmente en la Región Metropolitana, que alcanza los 15.000 muertos aproximadamente, y se suman las regiones de Valparaíso y el Biobío en este registro preocupante.

¿QUÉ ESTÁ PROHIBIDO EN MI COMUNA EN FASE 2?

  • Las reuniones en residencias particulares de más de 5 personas y cualquier evento o reunión durante el horario de toque de queda, o los sábados, domingos y festivos.
  • Las actividades con público con más asistentes que lo permitido o sin cumplir las condiciones requeridas.
  • La atención de público en restaurantes o cafés en espacios cerrados.
  • La actividad deportiva en espacios cerrados.
  • El consumo de alimentos en lugares cerrados de centros comerciales.
  • El funcionamiento de Clubes de Adultos Mayores y Centros de día de Adultos Mayores.
  • El funcionamiento de pubs, discotecas y lugares análogos.
  • El traslado a residencia no habitual y a otras regiones.

     

La experiencia e investigaciones han ido aportando mucho para enfrentar el tema del contagio por CORONAVIRUS, y queda claro que el mal uso de mascarillas o el no uso de las mismas, la falta de cambio o limpieza; la vida social sin mascarilla, aun cuando sea dentro de la casa, el comer y alternar lanzando gotículas de infección, es el punto clave, el no guardar distancias físicas, el no privilegiar recintos al aire libre harían la gran diferencia. Las superficies infectadas son un tema pero aparentemente adquieren importancia cuando la persona toma contacto, y al no lavar las manos y no tener mascarilla esta mínima posibilidad se alza como posible y crea un contagio. La inmunidad de rebaño solo se conseguirá con el 80% de la población vacunada, sin embargo, hay dos dudas razonables: el desarrollo de nuevas cepas, donde la vacuna no será el arma adecuada, y la cantidad de extranjeros del continente que no tienen ninguna posibilidad de acceder a vacunas, podrían entrar a Chile. Singularmente, aun cuando el encierro nos provoca enfermedades psicológicas por lo prolongado, evita el contagio, pero si se rompe el sello de seguridad, si hay integrantes de la familia que salen a trabajar o hacer vida social y no se cuidan, pues, en esa condición el mantenerse en casa, no servirá de nada, el virus asesino estará conviviendo en el interior del hogar y la Fase 2 será una fase engañosa.

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación luis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Nota: este articulo fue publicado el 22.05.21 de forma total o parcial por el Mostrador: https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/columnas/2021/05/22/un-paso-a-paso-y-una-fase-dos-enganosa/ ; El Rancaguino: https://www.elrancaguino.cl/2021/05/19/un-paso-a-paso-y-una-fase-dos-enganosa/

Ver comentarios

El pasado lunes 3 de mayo de 2021 en la noche, se entregó la información de  27 personas muertas y alrededor de 80 personas heridas tras derrumbarse la viga de un puente del metro de Ciudad de México. Se trata de la mayor tragedia en la ciudad desde el terremoto de 2017. Una estructura de construcción entre 2008 y 2012, inaugurada este último año, a 8 años de su uso, colapsó. Es por eso que surgen muchas interrogantes sobre estas construcciones modernas.

Es cierto que todo megaproyecto, construido como nodo crítico, y de convergencia masiva para el transporte, en Chile tiene los más altos estándares de construcción, por todo lo que significa y por la gente que debe trasladar. Metro, según lo que se indica en diciembre de 2020, “transportaba alrededor de 1.100.000 pasajeros diariamente, lo cual está muy distante de los 2.800.000 que teníamos en promedio” antes de la llegada del coronavirus.

De tal forma, que el uso al máximo de sus capacidades en horas punta, sin ningún descanso supone necesariamente un programa de inspecciones preventivas de las estructuras, agregando una dificultad real, que además Chile, es el país más sísmico del mundo. No obstante eso, pondría el acento en que significa procedimientos preventivos de mantención: el principal objetivo del mantenimiento es evitar o mitigar las consecuencias de los fallos del equipo o materiales, logrando prevenir las incidencias antes de que estas ocurran. Respetar los estándares de uso es algo fundamental, cuando los trenes y las estructuras no tienen la mantención adecuada y se juega con los límites de resistencia para los cuales fueron hechos, estamos creando un escenario complejo y propicio para una emergencia.

El Metro de Chile previo a la pandemia, ha resistido un escenario de saturación de pasajeros peligroso, que nos pone sobre aviso sobre algunas situaciones críticas, que se transformaron en aceptables por la necesidad de transporte. El aumento de gente en andenes a extremos de superar las líneas de demarcación, escalas de acceso y evacuación saturadas sin posibilidad de movimientos y espacios libres; situaciones que de producirse una emergencia podría ocasionar gente lesionada y tal vez gente muerta. El escenario de descontrol que puede producir un incendio, como ya ha sucedido, o un atentado o acción maliciosa, un terremoto, o una simple estampida, agregan a la emergencia misma, condiciones de seguridad que no están dadas y que hemos aceptado como normales, aun cuando tenemos señales claras que no debe ser así. ¿Por qué? Porque no se están respetando los estándares máximos de capacidad, el número de personas, pesos, no es el adecuado; porque se están utilizando espacios de accesibilidad y evacuación en andenes y escaleras con pasajeros que se quieren transportar, porque el acceso a las estaciones no es efectivamente controlado.

El personal por estación es mínimo y dado el volumen de una tragedia cuando convergen factores como: un mal diseño, o una mala construcción, el no respeto a los límites de capacidad de personas o pesos, puede producir un gran desastre urbano. Simplemente porque no hicimos caso a las señales que nos mostraba la realidad. Así como el Metro de Chile es elogiado por muchas cosas, es probable  que “el Metro” no mida lo mismo en Seguridad.

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educaciónluis.carrasco@utem.cl @carrascoluis

Nota: este articulo ha sido recientemente publicado en EL MOSTRADOR y en COOPERATIVA.CL

https://www.elmostrador.cl/noticias/opinion/2021/05/11/cuando-el-metro-no-mide-lo-mismo-en-seguridad/

https://opinion.cooperativa.cl/opinion/transportes/cuando-el-metro-no-mide-lo-mismo-en-seguridad/2021-05-10/163620.html

Ver comentarios

<< < 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 > >>
Top

Alojado por Overblog