Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Apuntes del Profesor de Luis Ángel Carrasco Garrido

Profesores universitarios en Estados Unidos expulsan a los notebooks de sus clases

16 Marzo 2010 , Escrito por LACG Etiquetado en #Educación

Para evitar las constantes distracciones:
No son para tomar apuntes ni revisar la materia. Los alumnos revisan su correo electrónico, blogs, videos en YouTube y hasta juegan en línea.  

Daniel De Vise The Washington Post

Un centenar de estudiantes de Derecho de Georgetown abarrotan una sala para presenciar la clase del académico David Cole sobre democracia y coerción. Los escritorios están llenos de libros, termos y queques a medio comer. Pero es notorio que algo falta: los notebooks. Todos están bajo las sillas, guardados en las mochilas, apagados y olvidados.

Cole prohibió los computadores en clase, obligando a los estudiantes a tomar notas igual que sus padres: con lápiz y papel.

Hace una generación, el mundo académico adoptó el notebook como la innovación preferida en las salas de clases desde el bolígrafo. Pero durante la última década, se ha convertido en una poderosa distracción. Las conexiones inalámbricas de internet hacen que los estudiantes no tomen notas y se distraigan con e-mails, blogs, videos de YouTube, resultados deportivos e incluso juegos en línea como World of Warcraft.

En otras palabras, todas las diversiones de un computador personal disponibles en la sala de clases compiten con el profesor por la atención del alumno.

"Esto es como poner en el escritorio de cada estudiante cinco revistas distintas, varios programas de televisión, algunas posibilidades de 'vitrinear' y un teléfono", explica Cole.

Los profesores ya han prohibido los notebooks de sus salas en la Universidad de George Washington, la American University, el College of William and Mary, y la Universidad de Virginia, entre muchas otras.

El mes pasado, incluso, un profesor de física de la Universidad de Oklahoma vació nitrógeno líquido sobre un notebook y luego lo destrozó en el piso como advertencia. Pero un alumno -por supuesto- captó la escena en video y atrajo un millón de visitas en YouTube.

Creciente dependencia

El computador portátil, que apareció en 1981, se ha vuelto casi obligatorio en los campus y algo esencial para los estudiantes.

"Mi notebook vive conmigo. Estoy siempre conectada", asegura Madeline Twomey, de 20 años, estudiante de la Universidad George Washington.

Twomey ha usado un computador desde que tenía seis años y tuvo su primer notebook a los 15. Por eso siente una brecha generacional cada vez más amplia. "Una mayoría de profesores, incluso los más jóvenes, son treintones. Y ellos no entienden hasta qué punto ha llegado a ser parte de nuestras vidas", asegura.

Pero los profesores aseguran que entienden demasiado bien.

En un semestre reciente, Diane E. Sieber, profesor asociado de humanidades en la Universidad de Colorado en Boulder, revisó las notas de 17 estudiantes adictos al computador. Al final del semestre, su nota promedio era del 71 por ciento, "casi la misma que la nota promedio de los alumnos que no asistían nunca".

Sieber cree que esos estudiantes, a su vez, distraen la atención de los compañeros que están detrás de ellos. Un efecto parabólico que ella llama el "cono de la distracción".

En estos días la restricción ya se ha vuelto tan común que una mayoría de estudiantes incluso la acepta sin alegar.

"Creo que es lógico que un profesor prohíba los computadores", dice Cristina Cardenal, 20 años, alumna de Georgetown. "No son estúpidos, ellos saben lo que está sucediendo".

Pero muchos profesores todavía permiten notebooks. Siva Vaidhyanathan, profesor asociado de estudios y leyes mediáticas en la Universidad de Virginia, generalmente los permite en sus clases. Él cree que finalmente es labor del profesor mantener la atención de la clase: "Si los estudiantes no quieren poner atención, el computador es el menor de sus problemas".

Vaidhyanathan, experto en internet, percibe que la batalla está perdida. Porque en una época de iPhones y BlackBerrys, los celulares con internet se han vuelto tan frecuentes en las clases como los notebooks, e igualmente capaces de distraer a los alumnos.

 Enseñar desnudo

José A. Bowen, decano de la Meadows School of the Arts en la Southern Methodist University, está retirando los computadores de las salas de clases e instando a sus colegas a que "enseñen desnudos"; sin máquinas. Bowen señala que la hora de clases se debería utilizar para participar en un análisis, algo que la dependencia de la tecnología impide.

El profesor David Cole encuestó a una de sus clases de Georgetown tras seis semanas de clases sin computadores, y cuatro quintos respondieron que estaban más involucrados en las discusiones en clases.

Apuntes inútiles

Incluso cuando los notebooks se usan como máquinas de escribir, pueden convertir a los alumnos en taquígrafos tontos, escribiendo al pie de la letra sin escuchar o entender.

"El momento crítico para mí fue cuando le pedí a un alumno que hiciera un comentario sobre un tema y dijo, 'Espere un minuto, quiero abrir mi computador'", cuenta David Goldfrank, profesor de Historia en Georgetown. "Y le respondí: 'No quiero saber lo que hay en su computador. Quiero saber qué hay en su cabeza'".

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post