Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Apuntes del Profesor de Luis Ángel Carrasco Garrido

Expertos aseguran que chilenos actuaron adecuadamente para el terremoto

26 Mayo 2010 , Escrito por LACG Etiquetado en #Seguridad-Prevención-Emergencias

Cumbre mundial de sismología en Valparaíso y Valdivia.

 

2mdkw1uA pesar de la falla de la comunicación con las autoridades, científicos internacionales coinciden en que la gran mayoría de los afectados supo qué hacer durante y después del sismo. Lorena Guzmán H. "En Concepción y Constitución hablé con la gente después del terremoto, y todos reaccionaron de la misma manera: sin recibir instrucciones de ninguna parte, evacuaron a zonas altas", cuenta Christophe Vigny, del Departamento de la Tierra, la Atmósfera y el Océano de la École Normale Supérieure de París. Él, como el resto del centenar de científicos que están reunidos en Valparaíso para conmemorar el 50 aniversario del terremoto de Valdivia y compartir los recientes estudios del megasismo de febrero pasado, coincide en que, a pesar de las muertes, la gran mayoría de los chilenos que vivieron el sismo y maremoto supieron qué hacer. La Unión Americana de Geofísica decidió hacer este año su reunión de expertos en Chile, para conmemorar el 50 aniversario del terremoto más grande registrado, el que azotó a Valdivia el 22 de mayo de 1960 y que alcanzó los 9,5 grados. El programa ya estaba listo, pero al igual como la vida de muchos chilenos, el terremoto del 27 de febrero también cambió los planes de los expertos en terremotos y maremotos. Chile se convirtió "en el mejor laboratorio sismológico que hemos tenido", asegura George Plafker, investigador emérito de Instituto Geológico de EE.UU. (USGS). "A diferencia del terremoto de Sumatra, en Chile hay muchos datos de la zona afectada que fueron tomados antes del sismo, lo que nos permitirá comparar el antes y el después y comprender mejor el proceso", puntualiza. "Desde cómo se acumuló la energía, se produjo la ruptura, hasta cómo quedó el terreno y fondo del mar". "Los próximos cinco años estaremos inundados de papers ", aventura Plafker. El frenesí es total en esta comunidad de científicos. El congreso comenzó el domingo en Viña del Mar y terminó ayer. Todo lo que fue presentado está en revisión para ser publicado en revistas científicas. Hoy se trasladan todos a Valdivia a visitar las huellas del terremoto del 60. Este megasismo sigue siendo el más fuerte del mundo, y aún queda mucho por explicar. Hiroo Kanamori, profesor emérito del Instituto Tecnológico de California (Caltech) -y quien creó el método para medir la magnitud de los megaterremotos-, cuenta que los sismos del 60 y de 2010 sólo tienen en común el haberse desarrollado en la zona de subducción, donde la placa del Pacífico se hunde bajo la continental. "El terremoto de Valdivia sigue siendo el de mayor impacto geofísico y es el único que conocemos y podemos tratar de entender", enfatiza. Una de las cosas que ya saben es que, al igual que ahora, hay períodos en que la actividad sísmica del planeta aumenta y otros en que disminuye. "El terremoto de Valdivia fue antecedido por el de Kamchatka en 1952 (Siberia), sucedido por el de Alaska en el 64. Desde 2004, con el terremoto de Sumatra, nuevamente estamos en un período de alta actividad, lo que no es inusual", explica el experto. Emile Okal, del Departamento de Ciencias Geológicas de la Universidad de Northwestern (EE.UU.), entiende "el gran sufrimiento de los chilenos y de las pérdidas de vidas, pero el terremoto es una especie de bendición para esta comunidad científica, porque podemos compararlo con el del 60". Hay muchas cosas que quedan por entender y, de momento, "lo que más nos sirve es que ocurran más terremotos para probar o descartar nuestras teorías", explica, y se disculpa a la vez. "Un ejemplo de ello es entender el mecanismo de las lagunas sísmicas, como la que existe en el norte de Chile, cómo se acumula la energía y dónde están los límites entre una laguna y otra. Entre la ruptura del 60 y la de ahora hay una superposición y no sabemos por qué". "Me sorprende que Chile, uno de los países con más terremotos del mundo, no tenga una red sísmica. ¿Cómo puede ser eso?". CHRISTOPHE VIGNY ÉCOLE NORMALE SUPÉRIEURE DE PARÍS Más que máquinas Kenji Sataki, japonés experto en maremotos, cuenta que después del terremoto de Kobe, su país creó una red donde agencias de gobierno y universidades se unieron para canalizar toda la información respecto a los sismos. Ello permite que "todo el país reciba la localización y magnitud del terremoto y las alertas de tsunamis ". Christophe Vigny coincide en que no sólo se necesitan instrumentos de medición, sino también gente entrenada para interpretar los datos. Pensando en el terremoto de febrero, cualquier sismo sobre 8 grados, sin importar la localización del epicentro, "debe hacer asumir a los sismólogos entrenados que fue en la zona de subducción de las placas. Ello implica altas probabilidades de maremoto, dato suficiente para dar la alerta".

 EL Mercurio

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post