Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Apuntes del Profesor de Luis Ángel Carrasco Garrido

Expertos advierten sobre los riesgos de protegerse en exceso/ El Mercurio 15.11.09

5 Diciembre 2009 , Escrito por LACG Etiquetado en #Seguridad-Prevención-Emergencias

Expertos advierten sobre los riesgos de protegerse en exceso
Felipe Álamos Undurraga

Los excesos nunca son buenos.

Sobre todo si se trata de la seguridad de una vivienda o del condominio que la acoge.

"Una resistente y bien colocada protección de ventanas para robos puede ser un impedimento para que escape la familia cuando sólo hay una vía de evacuación y ésta ha quedado bloqueada. Además, será un problema a la llegada de los bomberos para ingresar de forma rápida", asegura el ingeniero Luis Carrasco, bombero y profesor de la Universidad Tecnológica Metropolitana (UTEM).

Por ello, señala, si una o más de estas protecciones cuentan con batientes, bisagras o candados interiores, el trabajo de los bomberos se facilita bastante.

Tramas peligrosas

Con respecto al exterior de la vivienda, señala el experto que para los bomberos las rejas altas son un obstáculo, pero no algo imposible de vencer: "Pero pinchos afilados, vidrios o púas son elementos de bastante cuidado y sumamente peligrosos".

Sobre los cercos eléctricos, señala que también son un impedimento para el actuar de los bomberos, pues así como evitan que se acerque un ladrón también dificultan que en caso de emergencias se aproxime un familiar, un vecino, un carabinero o un bombero, pues antes de cualquier acción esta protección debe ser inhabilitada.

Ello se agrava cuando el cerco eléctrico es artesanal o está escondido, pues puede terminar con un "héroe" electrocutado, asegura. En ese sentido, explica la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), hay que partir de la base de que un cerco eléctrico es muy diferente a una simple protección o reja conectada a la red eléctrica.

"En estas últimas, cuando se hace contacto con la reja la persona se conecta a tierra a través de su cuerpo, generándose una diferencia de potencial entre la tierra y los 220 volts. Es decir, por su cuerpo circula una corriente superior a 30 miliamperes, lo cual es mortal. Además, como se trata de una descarga de corriente continua, el electrocutado está imposibilitado de desprenderse de la fuente de energía", explica la SEC.

En cambio, señala la institución, el cerco eléctrico siempre cuenta con un energizador o pulsador, el cual se conecta por un lado a la red y por otro a un transformador que convierte los 220 volts AC en 12 volts CC, energía que es acumulada en un condensador que genera pulsos o "toques" que duran milésimas de segundo, descargando entre 3.000 y 12.000 volts por segundo, pero a bajo amperaje. Dado que la duración del pulso es muy corta (no es continua), si la persona toca el cerco se suelta en forma refleja y no se electrocuta, quedando sólo el dolor como secuela.

Por ello, señalan en la SEC que es fundamental que la instalación de estos cercos sea realizada por una empresa o profesional certificado por esa repartición.

Además, afirman los expertos que es fundamental capacitar a las personas que habitan la casa y al personal doméstico en el manejo de esta protección. Así, es esencial que sepan cómo y dónde se corta el suministro del cerco eléctrico para facilitar las labores de los equipos de bomberos y carabineros.

A su vez, señala Luis Carrasco, lo importante es que estos sistemas sean inteligentes y que cuenten con la posibilidad de ser cortados de dos formas distintas, por lo menos. Una de las soluciones puede ser contar con un sistema de control remoto que pueda ser accionado desde el exterior de la vivienda.

Pero no sólo muchas casas aisladas sobreprotegidas presentan problemas, señala Luis Carrasco.

Dice que otros problemas graves se producen en los pasajes cerrados.

"En el bien entendido de que hay gente que con justa razón se protege, los cierres de pasajes y la creación de portones y lomos de toro son nefastos para el ingreso de un carro de bomberos, dado que es un camión. El problema es que no siempre se respetan la altura y el ancho de las rejas y nunca están las llaves, sobre todo si el que necesita ayuda está adentro. Aunque no es el caso de los condominios con guardia permanente".

Por ello, los especialistas recomiendan que antes de realizar cualquier acción de cierre de pasajes, aparte de tramitar los permisos correspondientes se consulte con expertos en seguridad si las mejoras que se desean ejecutar son acordes con las necesidades de los equipos de emergencia. De hecho, algunas ordenanzas municipales incluso obligan a los vecinos a entregar una copia de las llaves del portón del condominio a Carabineros, Bomberos y equipos de seguridad municipales.

Diseño urbano

Pero elementos de seguridad como las rejas no son los únicos que causan problemas a la hora de un siniestro.

"También el errado diseño urbano y arquitectónico genera barreras para los equipos de emergencia. Por ejemplo, si un pasaje es muy angosto no puede entrar una ambulancia ni un carro de bomberos. Y si las rutas de recorrido en un conjunto residencial son laberínticas y poco claras, el delincuente puede escapar fácilmente y es más difícil la tarea de persecución por parte de la policía", afirma la arquitecta Macarena Rau y presidenta de la Corporación CPTED.


Latones peligrosos
Afirma la arquitecta Macarena Rau que uno de los errores más frecuentes que cometen los propietarios de viviendas es tapar la vista hacia el interior con latones o altos cercos verdes.

Además de dificultar la acción de los equipos de emergencia, señala la especialista que estas protecciones impiden una acción fundamental para la prevención ambiental del delito: mantener el control visual de lo que sucede al interior y exterior de la vivienda, y se genera un contexto propicio para la acción de los delincuentes.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post