Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Apuntes del Profesor de Luis Ángel Carrasco Garrido

“El Discurso del Rey…con temple de Acero”

20 Marzo 2011 , Escrito por LACG Etiquetado en #opinión

Luis Ángel Carrasco Garrido

Profesor / Ingeniero/ Aficionado al Cine

Blog: http://apuntesdelprofesor.over-blog.es

Twitter: @carrascoluis

 

  el-discurso-del-rey-trailer-espanol.jpg

En la afición al cine, buscando precisamente las películas que habían tenido nominaciones al “Oscar”- y que  por diversos motivos no había tenido la posibilidad de ponerme al día, con sorpresa me encontré que en las salas que tenemos a nuestra disposición en nuestra comuna no estaban en cartelera, por lo tanto, me puse a la búsqueda de ellas: “el Discurso del Rey y Temple de Acero”.

 

“El Discurso del Rey” es una película británica de drama histórico dirigida por Tom Hooper y escrita por David Seidler. Fue nominada para catorce premios BAFTA, de los cuales ganó siete, incluyendo mejor película; consiguió doce nominaciones al Oscar, de los cuales ganó cuatro, incluyendo Mejor Película, Mejor Director y Mejor Actor; y estuvo nominado a siete Globos de Oro, con Colin Firth como ganador final del premio al Mejor Actor.

 

Aquí,  no existe  una gran trama, ni parafernalia en torno a un guión, pero sí,  tiene el mérito de desarrollar un aspecto real de la historia, o si bien les parece, interpretación histórica. La película es hermosa y recomendable porque gira en torno a excelentes actuaciones: de su protagonista principal el Rey, y su profesor de lenguaje, ambos impresionan con su forma de llevar a cabo sus respectivos papeles, con una sensibilidad dramática y aspectos humanos que impactan. Pero más allá de eso muestra algo, que lo hace recomendable para la gente y para aquellos que estudian y se dan por vencidos frente al estudio o lo que depara la naturaleza individual.

 

Un hijo que accidentalmente pasa a ser heredero del trono, que lo tiene todo poder, dinero, linaje, historia, se ve doblegado por un simple detalle tartamudea, y ahí uno entiende que es como la vida, uno en ciertos aspectos en la vida se siente tan fuerte, sin embargo, en un abrir y cerrar de ojos, uno puede estar en el precipicio, porque uno tiene limitaciones, tiene deficiencias, tiene debilidades, tiene defectos, “es tan grande y pequeño a la vez como cualquiera”, y la forma de superarlo está en las manos de una persona sin poder, sin oportunidades, sin títulos, pero que muestra fuerza donde su pupilo muestra lo opuesto.  Una gran película, porque despliega humanidad, tanto del rey como del plebeyo, que se relacionan como iguales porque ambos finalmente se atreven a responder  ¿qué se espera de mi? (La recomiendo para aquellos papás o profesores que buscan la superación y compromiso de sus hijos o alumnos). temple-de-acero1.jpg

 

Temple de Acero, en 1970, John Wayne ganó un premio de la Academia por su sobresaliente interpretación de Rooster Cogburn, un Marshall tuerto, alcohólico, deslenguado y temerario. El arisco Rooster es contratado por una valiente jovencita para encontrar al hombre que asesinó a su padre y robó los ahorros de la familia. Esta vez en la versión 2.0 con los hermanos Cohen, y en la producción Steven Spielberg, con Jeff Bridges como actor principal, en una personificación asombrosa de un alguacil viejo, alcohólico en decadencia; nuevamente con una historia simple que desde el principio queda claro quiénes son buenos y quienes los malos, uno se adentra en una trama unidireccional en que se busca a un prófugo, sin embargo, uno se encanta con la buena actuación y con los matices que van colocando tensión, compromiso, atención, intriga para obtener lo que todos suponíamos desde el principio. Frente a tanto seudo valor, se refuerza el valor del honor, y el compromiso de la palabra a cuesta de todo.

 

Dos buenas películas con muy buenas actuaciones, que merecen ser vistas en la pantalla grande.

 

Aún es posible descubrir Temple de Acero en horario de trasnoche, sin embargo, el Discurso de Rey es posible encontrar más posibilidades de salas, aunque reducidas. Si aún no ha tenido la oportunidad lo invito a ver: “El Discurso del Rey…con temple de Acero”.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post