Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Apuntes del Profesor de Luis Ángel Carrasco Garrido

¿Asados en un balcón encerrados?, ¿se pueden hacer?

15 Septiembre 2020 , Escrito por Luis Ángel Carrasco Garrido Etiquetado en #Reducción de Riesgos de Desastres, #Seguridad-Prevención-Emergencias, #riesgos, #otra mirada, #fiestas patrias, #incendios, #parrillas, #asados, #asados en balcon

Muchos copropietarios, vecinos se molestan ante el aroma a asado y los ruidos de los comensales. Otros se asustan cuando sale mucho humo del departamento contiguo y llaman a los bomberos.

A veces los reclamos son justificados, la desidia de sus dueños hace que las parrillas sufran desperfectos después de estar guardadas mucho tiempo, causando fugas de gas o fallas eléctricas o simplemente el descuido de una parrilla a carbón.

Nadie se preocupa demasiado de la presencia de estos implementos, independientemente de si funcionan a carbón, gas o electricidad. Y los peligros son altos: se puede escapar una brasa, un cilindro puede tener fuga y se puede inflamar o se puede producir un accidente eléctrico.

“El asado puede ser una fuente de conflictos” y con toda seguridad en un edificio departamento.

Ahora que estamos obligados al encierro, en estas fiestas nos podemos preguntar: ¿Es seguro hacer asados en un departamento?

Reglas de la Parrilla

Los reclamos sobran. Más de un vecino se queja por el humo excesivo, el aroma a carne asada, los ruidos de los festejados o el peligro de un incendio.

"Tener una parrilla en un balcón es como hacer una fogata en la terraza”. Varias veces, durante el 18 o el Año Nuevo, se reciben llamados de alarma de incendio porque sale mucho humo de un departamento y muchas veces solo es una carne que se pasó de punto.

Todo dependerá de los reglamentos de administración de las diferentes comunidades,  donde se establece claramente, que está permitido, y en qué condiciones se puede utilizar la terraza o balcón o los departamentos.

Existen balcones o terrazas que por diseño, consideran una parrilla a gas o a electricidad  con una campana de extracción. En este caso estamos hablando de un sistema fijo, con un sistema de alimentación estudiado, “creado para usar parrillas y hacer asados”.

Si la decisión de usar una parrilla, está relacionada a una elección personal,  el conocimiento y experiencia del operador es fundamental, pero eso, lleva un alto riesgo asociado, “no todos los que creen saber, saben”.

No sabemos si los elementos que se utilizaran están certificados o son artesanales

Si la elección supone leña, carbón, llama viva (fuegos que se pueden transformar en ingobernables), si a eso, agregamos que el espacio no es el adecuado; ese tipo de decisión, puede provocar incendios en el mismo departamento o en departamentos vecinos. También puede provocar quemaduras o accidentes a personas donde se involucre el fuego y el calor.

Las parrillas a gas o electricidad pueden ser un poco más seguras, porque se asume como una estufa o una superficie con temperatura, siendo la llama menor o inexistente, sin embargo, accidentes, quemaduras se pueden producir debido a un espacio inadecuado, mala operación, o terceros en un área de peligro.

Si el reglamento del condominio no prohíbe la presencia de parrillas en el edificio, éstas están permitidas. "Salvo que exista algún reclamo”. En ese caso, se recomienda que el administrador junto al Comité de Administración y la Asamblea de Copropietarios tomen una resolución para cambiar el reglamento interno, de lo contrario esto terminará en el juzgado de policía local.

Cuando el espacio no está diseñado para eso, ni autorizado para utilizar parrillas. Se aconseja  no utilizarlos para asar carne”.

En muchos condominios se han habilitado parrillas, hornos, sectores de club house, para cocinar.

Cuando las condiciones están dadas ¿Qué recomendaciones deben seguir quienes pueden hacerlo?

Utilizar la parrilla que ofrezca menos riesgo comparativamente con aquellas que usan llama abierta y requieren de experticia del operador, para avivar el fuego, con un cartón, secador de pelo, soplador, etc. o requieren de acelerante para encender.

Para eso, la parrilla eléctrica y la de gas empotrada son más seguras, tener un extintor a mano, un balde con agua, una toalla totalmente empapada (para quemaduras o bajar temperatura o sofocar). Evitar que los niños estén jugando en la zona de fuego, evitar que personas distraigan al operador de la parrilla.

Definitivamente la misión de parrillero, no es compatible con personas bebidas o con consumo de alcohol en el sector; sus reflejos son tardíos, y sus movimientos pueden ser torpes antes y después de la emergencia. 

 ¿Hay alguna especificación en el caso de las parrillas que pueden se usar?

Comprar una parrilla eléctrica o gas que sea certificada por la SEC. Y siempre siga las instrucciones y las indicaciones del prospecto técnico.

Los asados realizados en los quinchos de edificios también podrían tornarse peligrosos si no se procede con responsabilidad. “El maestro parrillero nunca debe perder de vista el fuego y la carne, de lo contrario la fiesta se puede transformar en un drama”.

https://www.flanlate.com/2020/09/puedo-hacer-un-asado-en-el-balcon.html?spref=tw

Ing. Luis Carrasco Garrido Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM Experto en Gestión del Riesgo y Educación

 

 

 

Compartir este post

Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post