Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
Apuntes del Profesor de Luis Ángel Carrasco Garrido

Prevención de Riesgos con niños pequeños

29 Octubre 2015 , Escrito por LACG Etiquetado en #Prevención de Riesgos

             Prevención de Riesgos con niños pequeños

Por Luis Ángel Carrasco Garrido

Ingeniero Civil Experto en Prevención de Riesgos

Nuevamente se ha producido un accidente en la Comuna de las Condes donde un niño de apenas tres años de edad, ha caído de un balcón de un departamento ubicado en el piso 11, a una altura aproximada, estimo de unos 40 metros, y amortiguó, “si se puede decir así” en el parabrisas de un auto estacionado en la calle.

Todos han puesto gran énfasis en las mallas plásticas de seguridad, que evidentemente han tenido un buen desempaño en el último tiempo, no obstante eso, la malla es un elemento de protección. Sin embargo, la acción preventiva es fundamental y supone gran atención sobre los cambios y las nuevas realidades.

Un niño de tres años por desarrollo presenta lo que llamamos “independencia dinámica”, es un individuo que ya no necesita de sus padres o tutores, para movilizarse y realizar acciones que le son necesarias, como sucedía en etapas previas: corre, salta, bota elementos, sube pendiente, se encarama en elementos en altura, puede mover objetos pesados que se deslizan por las ruedas o piso, etc. Y en SEGURIDAD ese niño es una persona dependiente, porque no reconoce, ni distingue el riesgo, ni el peligro, requiere de un adulto que lo vigile.

Los niños de 2 a 3 años pueden empezar a tener amigos imaginarios, aunque esto no significa que todos los niños los tengan o los vayan a tener. El hecho de tener un amigo imaginario no es preocupante. Esto tiene que ver con su forma de entender el mundo, ya que todavía confunden la realidad con la fantasía.

  • Comprenden instrucciones sencillas.
  • No entienden más de 2 instrucciones seguidas.
  • Prestan atención durante 10-15 minutos cuando se le lee un cuento.
  • No entienden que las cosas cambian.

Existe la creencia que el hogar es el lugar más seguro, donde se puede estar sin problemas, pero la estadística muestra otras realidades, y en el caso de niños de tres o cuatro años es alarmante. Un niño de esa edad sin supervisión directa está expuesto a muchos riesgos incluso insospechados, que los expone a que sufran accidentes graves e incluso pierdan la vida.

Hagamos un análisis rápido de los accidentes en ese segmento estudiado: accidentes por atragantamiento, elementos que se echan a la boca y provocan asfixia, intoxicación por consumo de detergentes, corrosivos, elementos clorados, medicamentos y otros elementos que muchas veces pueden estar en casa. Caídas del mismo nivel que pueden ocasionar lesiones graves, caída de la litera, del mueble, quemaduras por líquidos ardiendo, comidas, cuando los niños toman contacto con cocinas, calentadores de agua, acceso a fósforos, encendedores, llamas vivas o superficies calientes, a enchufes y aparatos eléctricos, lámparas, elementos corto punzantes, herramientas , tijeras, cuchillos , clavos, elementos con filo, vidrios, atrapamiento de la cabeza en estructuras fijas, como la cama o reja, atrapamiento de extremidades, en puertas, correderas, inmersión en tinas o tiestos con agua , etc.

Como pueden ver ese niño que transita solo y que tiene minutos valiosos para desarrollar una acción o movimiento, requiere si o si, de la supervisión directa de un adulto que permita detectar el riesgo y el peligro presentes en una casa.

Las mallas de contención son un tema importante, pero muchas veces la inteligencia de un niño las vulnera, si están mal puestas o se deterioran, lo mismo si hay ventanas que están sin malla; adicionalmente se pueden colocar correderas de seguridad, vallas, cierres y cerrojos de seguridad, en fin, pero como nos consta por experiencia, hay momentos en que un niño llega a lugares impensados o donde la seguridad se ha descuidado o relajado.

La prevención de riesgos es activa y requiere de gente alerta por cuanto un error involuntario puede causar pérdidas irreparables, un descuido en la supervisión de un niño pequeño es una falta inexcusable cuando se ocasiona un accidente grave.

Compartir este post

Repost 0

Comentar este post

Claudia 11/20/2015 20:56

Es verdad hoy en día los pequeños se encuentran con mucha actividad por lo que se exponen a una diversidad de riesgos dentro de la casa, que para nosotros los padres nos parece un lugar seguro..

Luis Carrasco 11/20/2015 21:16

Todos han puesto gran énfasis en las mallas plásticas de seguridad, que evidentemente han tenido un buen desempaño en el último tiempo, no obstante eso, la malla es un elemento de protección. Sin embargo, la acción preventiva es fundamental y supone gran atención sobre los cambios y las nuevas realidades.